Expulsados del gremio

Tomado de:

El Muerto |||

información alternativa

==================================================

El director de Primaria, Oscar Gómez

1

Ademu expulsó del gremio a cinco jerarcas del gobierno
Por Lucía Pastor (luciapastor@eldiario.com.uy)

En el pasado fin de semana la Asociación de Maestros del Uruguay (Ademu) decidió expulsar del gremio al subsecretario del Ministerio de Educación y Cultura, Óscar Gómez, y a los consejeros de Primaria.
La decisión afecta al actual jerarca del Codicen, Héctor Florit, al director nacional de Educación, Luis Garibaldi, a las consejeras de Primaria Irupé Buzzetti y Morta Frondoy, y al subsecretario de Educación, Óscar Gómez.
La decisión de Ademu de desafiliar a cinco funcionarios del gobierno se fundamenta, según un comunicado de Ademu-Montevideo firmado por su secretaria general, Raquel Bruschera, “en que los maestros hemos esperado demasiado tiempo para que las actuales autoridades de la Educación, ex dirigentes sindicales del Magisterio, defiendan las necesidades de la Educación Pública, así como los derechos de los maestros y sus salarios”, informa El País.
Bruschera alega que estos jerarcas del gobierno vinculados a la educación “han dejado de lado luchas históricas del sindicato, reclamos que defendían cuando estaban del otro lado”, dijo en entrevista con Montevideo Portal.

1 (1)
El gremio protesta por el aumento en los salarios y, según ellos, no han tenido respuesta de parte del gobierno. Actualmente el salario de los maestros de primer grado es de 14.000 pesos, y lo que ellos pretenden es ganar, por veinte horas semanales de trabajo, 22.000 pesos.
Ademu también solicitará al líder del PIT-CNT Fernando Pereira -quien es funcionario del Consejo de Educación Primaria- que renuncie al cargo en la central obrera.

la filial capitalina de la Asociación de Maestros del Uruguay (Ademu) decidió desafiliar al subsecretario del Ministerio de Educación y Cultura Óscar Gómez, al director nacional de Educación Luis Garibaldi y a los consejeros de Primaria Héctor Florit, Irupé Buzzetti y Mirta Frondoy.
Brusquera recordó que la desafiliación de los jerarcas, integrantes del sindicato pero actualmente ocupando funciones en el Ejecutivo, «ha sido un pedido recurrente» en diferentes instancias sindicales y se concretó en la última asamblea, en el marco del conflicto que mantienen por incrementos salariales.
Según la dirigente, los maestros entendieron necesaria la desafiliación de los jerarcas porque «se han dejado de lado reclamos históricos del sindicato, que defendían cuando estaban del otro lado».
En ese sentido, fustigó a los jerarcas por «no haber salido fuerte a defender los salarios de los maestros».
Incluso, la secretaria general de Ademu afirmó que durante la gestión de los expulsados en el Poder Ejecutivo se produjeron «recortes a los derechos de los docentes».
En la misma instancia, los maestros de Montevideo también apuntaron contra el actual coordinador del PIT CNT Fernando Pereira, integrante de la Federación Uruguaya de Magisterio y funcionario de Primaria. Bruschera explicó que la intención de Ademu es que la representación de la FUM en el PIT CNT «no sea un cargo vitalicio y se renueve cada dos años», limitando así la permanencia de Pereira en ese cargo.
«Consideramos que una persona que se aleja tanto tiempo de su lugar de trabajo deja de estar al tanto de la situación que viven los trabajadores», explicó, en referencia a las razones para que Pereira deje de representar a los maestros ante la central sindical.

Montevideo Portal

.

Publicado el: 26 de mayo de 2011

Amenazas de Primaria tras denuncias en escuelas rurales

1 (2)
No toquen nada mostró las dificultades de ocho escuelas rurales del norte del país. Además, las maestras hablaron de los problemas para enseñar y alimentar a sus alumnos. La respuesta de las autoridades fue amenazarlas con sanciones por haber hablado con la prensa. Eso no se concretó porque era la primera vez que lo hacían, dijo el director de Primaria, Oscar Gómez. “No creo que tropiecen dos veces con la misma piedra”, advirtió.
Por: Nausícaa Palomeque

En abril No toquen nada (Océano FM) recorrió ocho escuelas del interior y recogió testimonios de docentes y alumnos, de Cerro Largo, Tacuarembó y Rivera. Los maestros mostraron los problemas edilicios de las escuelas, los pocos recursos que tienen para trabajar y las pocas respuestas del Estado.

El deterioro de las escuelas y las pocas respuestas del estado

Por ejemplo, un alumno de la Escuela de la Mina, en Cerro Largo, contó que “la escuela está fea, está todita despintada, está amarilla. Los pisos están horribles, los bancos están rotos, a veces uno se levanta y se cae al suelo”.
El techo de esta escuela fue destrozado por un temporal y Primaria se tomó un año entero para repararlo. Mientras tanto, los escolares tuvieron clases en un galpón.
“A veces llovía y corría el agua. Los niños estaban en el agua. Si cerrábamos la puerta no teníamos luz. Teníamos que trabajar con la puerta abierta, había viento, hacía frío, los chiquitos no iban. Los chiquilines venían unos de nueve kilómetros, con frío. Trabajábamos amontonados, no podíamos poner un cartel, el piso era húmedo”, dijo una maestra.
La maestra describió que no había lugar donde sentarse y trabajaban en mesas chiquitas, de a tres alumnos y los cuadernos se caían. “¿Qué iban a aprender así?”, preguntó.
Otras maestras hablaron en medio de una recorrida de tres días. Dos docentes se comunicaron con el programa después de que salió el informe. Ambas, una de Tacuarembó y otra de Cerro Largo, estaban preocupadas por las repercusiones de la nota. Dijeron que podrían recibir sanciones de sus jerarcas en Primaria. Contaron que fueron cuestionadas por sus inspectores.
Les pidieron que explicaran sus declaraciones, les dijeron que no podían hablarle a la prensa sin permiso. Y les advirtieron que podían ser sancionadas.
No toquen nada conversó con una de las inspectoras que realizó las advertencias, la inspectora departamental de Cerro Largo, Socorro Sosa.
Sosa dijo que las maestras eran funcionarias públicas y no podían hacer declaraciones a la prensa, que la docente de Cerro Largo era una muy buena trabajadora pero que recibiría sanciones y que la periodista hacía mal en entrevistar a maestros y en contar esas historias.
En ese marco, No toquen nada entrevistó al director general de Primaria, Oscar Gómez. Él sostuvo que no conocía las situaciones denunciadas en el informe y que no eran representativas de la realidad de las escuelas rurales de todo el país.
Oscar Gómez: De las 1.360 rurales, ¿cuántas vio?

Nausícaa Palomeque: Yo vi ocho escuelas.

Oscar Gómez: Bien, yo no le discuto que pueda haber uno, dos o cinco casos similares en todo el país, no son de conocimiento…
Nausícaa Palomeque: Pero yo recorrí ocho escuelas y en las ocho el discurso era el mismo. Fueron escuelas que recorrí al azar, no fueron escuelas que fui a buscar.
Oscar Gómez: Bien, no es el estado de la totalidad de las escuelas rurales y urbanas que hay en Uruguay. Tenemos problemas de edificación por un patrimonio de más de 1.000.000 de metros cuadrados de techo que no tenían reparación ordenada y planificada desde por lo menos tres lustros, 15 años. Por lo tanto, estamos recuperando ese tiempo, estamos invirtiendo para ello. No todo puede ser inmediato, hay una planificación estratégica que abarca el quinquenio.

Gómez dijo que escuchó la nota de No toquen nada y pidió informes a las tres inspecciones departamentales a las que correspondían las escuelas.
El director de Primaria afirmó que los maestros no pueden hacer declaraciones públicas sin la autorización de Primaria. Dijo que los reclamos deben hacerse dentro de Primaria y que es preferible que las denuncias se realicen dentro de la institución, no en la prensa.
El jerarca afirmó que la normativa de Primaria no cercena la libertad de expresión de los docentes y que es una forma de protegerlos de decir exabruptos.
Oscar Gómez: No es para cercenar su libre expresión, es para proteger su función que es específica en el contrato que tiene con el órgano del cual dependen, ¿verdad?

Nausícaa Palomeque: Recorrí las escuelas con ellos. Fueron declaraciones y descripciones de cosas que yo iba viendo. No fueron exabruptos de los docentes. Si ellos están planteando que demora mucho, que no consiguen respuestas, ¿de alguna forma no se cercena la libertad de poder decir o de poder reclamar o de poder denunciar las condiciones en las que están trabajando?

Oscar Gómez: Los funcionarios públicos tenemos varios canales para que nuestras autoridades se enteren de lo que está pasando. Una de ellas es la vía jerárquica: el maestro le habla al director, el director al inspector, el inspector al departamental, el departamental seguramente a nosotros. Otra vía, que habilita la Constitución de la República, es el derecho de petición. Yo recibo, semanalmente, no menos de 25 o 30 peticiones de diferentes maestros que me hacen saber la situación por la que está trabajando su escuela. Por lo tanto, hay otros canales que no son la prensa, que son los canales institucionales.
Nausícaa Palomeque: El tema es cuando esos canales fallan, ¿no? Esa fue la realidad con la que me encontré. Por ejemplo el caso de una maestra que me mostró unas fotos de un techo de una escuela dañado por un temporal y que estuvo un año en un galpón. Y ella me dice “llamé, llamé a la inspección, a arquitectos, a Primaria, todo un año y no tuve respuesta”.
Oscar Gómez: Yo le aclaro que la administración pública no se hace por teléfono, se hace por notas.
Nausícaa Palomeque: Bueno, ella mandó faxes, a eso me refiero.
Oscar Gómez: Las notas tienen un canal que puede llamarse “burocrático”, pero asegura, por otro lado, mucha precisión. Yo no he recibido en ningún momento ninguna nota amparada en el artículo 30 de la Constitución de ninguna de las escuelas que usted visitó.

Gómez sostuvo que los maestros que hicieron declaraciones a No toquen nada, por ser la primera vez, no recibirán sanciones. Dijo que sabe que “no van a tropezar de nuevo con la misma piedra”
Oscar Gómez: Desde el año 1986, el Consejo de Educación Primaria de la época emitió una circular en la cual las declaraciones sobre aspectos relativos al funcionamiento del organismo las realizan sus portavoces autorizados, que son los concejeros y los inspectores departamentales en cada jurisdicción. Es para evitar que alguna declaración hecha sin la debida decantación del tiempo frente al hecho, haga que se adjetive de alguna forma algún hecho que esté relatando y que haga perjuicio sobre su propia actuación o sobre el ente que representa.

Nausícaa Palomeque: ¿Cuál es la situación de los maestros que hicieron las declaraciones? ¿Van a recibir algún tipo de sanción?

Oscar Gómez Nosotros siempre entendemos que lo conveniente es educar. Por lo tanto, nos parece que en esta instancia es adecuado leerles la circular 183, recordarles cuáles son sus derechos y obligaciones contractuales y punto final.

Nausícaa Palomeque: ¿Entonces los maestros fueron informados, pero no van a recibir sanciones?
Oscar Gómez: De mi parte, soy el que recibí los informes de las inspecciones departamentales, creo que con el hecho de haberles leído la circular que protege su relación funcional y que sepan que existe, alcanza. No creo que exista profesional docente que tropiece dos veces con la misma piedra.

No toquen nada le preguntó por las problemáticas que mostraron los maestros entrevistados: edificios viejos y deteriorados, problemas con la electricidad, falta de agua potable, dificultades en la conectividad para las ceibalitas.

1 (3)

Con fisuras: por soluciones para la escuela Checoslovaquia, el viernes en el Cerro de Montevideo. Foto: Victoria Rodríguez La Diaria

Gómez sostuvo que se están haciendo numerosas mejoras en Primaria:
Oscar Gómez: Cuando comenzamos la gestión, había 330 escuelas que no tenían agua potable. A través de un programa con OSE pensamos que en 2016 estaría terminado el problema de falta de potabilidad en las escuelas rurales. ¿Electrificación rural? También estamos haciendo un trabajo lugar por lugar para otorgarle energía eléctrica a aquellas 145 escuelas que no la tenían. En lo que tiene que ver con la materia de edificación, en el quinquenio pretendemos darle respuestas a los principales problemas edilicios, que están dentro de nuestra competencia, porque las grandes obras pertenecen a la responsabilidad del sector de infraestructura del Consejo Directivo Central.

Respecto a las dificultades en la conectividad, Gómez dijo que Primara solo se ocupa de la propuesta pedagógica del Plan Ceibal.
Oscar Gómez: Tenemos todavía un 20% en el que tenemos dificultades. En algunos casos es cuando hay situaciones climáticas adversas. El Plan Ceibal no es un plan de Primaria, es un plan que Primaria comparte con otros organismos públicos. Nosotros nos ocupamos de la propuesta pedagógica, para los temas infraestructurales están estos otros socios en esta gran propuesta que tiene el Estado uruguayo.

Durante la recorrida, una de las problemáticas planteadas por los docentes fue la dificultad para cubrir la alimentación de los escolares.
Los niños que asisten a las escuelas rurales almuerzan en la institución. Por eso, los maestros rurales reciben una partida de dinero de Primaria. La partida incluye una parte para alimentos, otra para el gas y otra para productos de limpieza.
Así lo contó una docente de Tacuarembó. “La partida de alimentación que me da Primaria son 2.358 pesos en mano. Tengo que hacer el surtido, con ese dinero, para nueve personas, por un mes”, señaló.
No toquen nada vio el recibo de la maestra cuando cobró en Primaria: cobró una partida de 3.382 pesos. Con ese dinero, la maestra se las ingenia para preparar el almuerzo y la merienda de nueve niños y de dos adultos (ella y la auxiliar de limpieza).
_2.358 pesos para alimentos
_676 para el gas
_340 para limpieza
Le preguntamos al director de Primaria por esta dificultad. Gómez dijo que el monto es calculado por los nutricionistas de Primaria y que no es nutricionista como para cuestionarlo. También recordó que los niños reciben leche gratis.
Oscar Gómez: En el equipo de asesores que tiene el consejo, tratamos de escuchar a quienes han estudiado para ello y los arquitectos nos orientan sobre temas arquitectónicos, los nutricionistas sobre el costo del menú que hay por escuela y, le reitero, no es un número hecho al azar, salvo que usted sea nutricionista, yo no lo soy, no podría opinar sobre si el monto es escaso o es grande.

Nausícaa Palomeque: Nutricionista no soy. De todas formas, desde el sentido común, 200 pesos me parece muy poca plata para alimentar a un niño durante un mes.

Oscar Gómez: Primero que no son 200 pesos.
Nausícaa Palomeque: ¿No son 200 pesos? Porque yo vi el recibo.
Oscar Gómez: Habitualmente no hay problemas de alimentación. Al menos, no hemos recibido, formalmente, salvo por su pregunta, que además me dice que no es especialista en los temas de nutrición, no hemos recibido información fehaciente que indique que no es posible el servicio de alimentación escolar.
Nausícaa Palomeque: El caso concreto que vi era el de una escuela que tenía nueve niños, vi el recibo, eran 2.500 pesos y saqué la cuenta y daba 213 pesos por cada niño.
Oscar Gómez: Más lo que se les da para combustible y limpieza, más la leche.
Nausícaa Palomeque: Sí, de hecho, la maestra me decía que sacaba un poco de combustible, sacaba un poco de acá y trataba de ir acomodando.
Oscar Gómez: No siga perjudicando a la docente porque eso se llama trasposición de rubros. Si yo tengo dinero para combustible, no puedo gastarlo en pan. Sea muy cauta en la transmisión de la información, porque…
Nausícaa Palomeque: Pero la mujer lo que está haciendo es tratar de encontrar recursos para alimentar a los estudiantes.
Oscar Gómez: Está bien, simplemente yo trato con mucha cautela porque respeto mucho a mis colegas y trato de que no se sientan perjudicados.

Una de las escuelas que visitó No toquen nada fue la Escuela rural de la Mina, en Cerro Largo. La Escuela de la Mina fue, en los años 50, un emblema de la educación rural, por su propuesta educativa y por el impacto que tuvo en la sociedad.
No toquen nada describió la situación de deterioro de la escuela y contó que la maestra no se quedaba en la casa destinada al docente, porque temía que se derrumbara.
Gómez reconoció la situación de la escuela y lo explicó en el marco de la pauperización del Uruguay rural.
Oscar Gómez: El campo ha tenido una despoblación muy importante. En 1950, uno de cada cuatro alumnos que concurría a la escuela pública, lo hacía en el medio rural. Hoy concurre uno de cada cinco. Es decir que la pauperización del medio rural no la puede visualizar únicamente en las escuelas. Cuando una escuela deja de tener la población que tuvo en algún momento, o permanece algún tiempo cerrada, es obvio que tiene deterioros. Comprenderá que el Estado, como tal –no estamos hablando de lo que hoy estamos haciendo, digo, en general-, uno trata de invertir donde hay población. Y lo otro, tratar de que funcione con el funcionamiento mínimo.
Escuelas que dan escalofríos

http://youtu.be/lCvlFNgEHdo

A %d blogueros les gusta esto: