BONOMI: tendrás que responder por lo que están haciendo tus policías

plenaria

La tarde del 24 de agosto pasado 12 jóvenes fueron detenidos en distintos puntos de Montevideo y conducidos a jefatura. Sin derecho a avisar a familiares o abogados fueron sometidos a violentos interrogatorios, que incluyeron desvestirlos, armas en la cabeza, golpes, amenaza de tortura y amenaza de violación. Sin ninguna causa fueron soltados horas más tarde, todos pretendían ir a la marcha del Filtro.

“Te vamos a hacer el submarino seco”
“Te vamos a violar”
“La próxima vez que vayas a una marcha llevá chaleco antibalas”

Fueron algunas de las amenazas de los policías desaforados contra los detenidos, recordando los terribles interrogatorios de los tiempos de la dictadura.

Lo que ha sucedido es muy grave y exige que toda la sociedad exprese su repudio a la bestialidad policial, de lo contrario estamos en vísperas del regreso de los crímenes de lesa humanidad que tanto repudiamos; si no hay repudio social generalizado es cuestión de tiempo antes de que tengamos gente torturada por causas políticas, o peor aún: un asesinado en una dependencia policial o un desaparecido por los servicios de inteligencia.

La situación no admite “peros”, estamos hablando de seguimientos políticos, de detenciones en marcos de total irregularidad, de total falta de garantías. De agentes que están dispuestos a torturar y violar a personas que se dirigían a una marcha que por su parte transcurrió con absoluta normalidad (por si el dato agrega algo a la gravedad de lo sucedido).

¿Qué haremos ahora?, ¿admitiremos que estas cosas están volviendo a pasar en Uruguay?, ¿miraremos para otro lado hasta que tengamos que lamentar un crimen de Estado?.

Ya hace un tiempo que advertimos alarmados cómo la policía armaba sus operativos policiales en las marchas con las caras tapadas. ¿Con que motivo?, ¿Qué sucede si alguno de esos policías con las caras tapadas lastima un manifestante o  dispara un arma?, ¿cómo podremos ejercer la denuncia si están encubiertos?, ¿no se está promoviendo la impunidad de un posible crimen?.

Estamos frente a una policía a la que se les ha entregado escopetas para que disparen contra las manifestaciones. Es una cuestión de tiempo antes de que le arranquen un ojo a alguien. La munición que utilizan ha sido prohibida en otras partes del mundo, y para completar el cuadro de impunidad se los envía a las manifestaciones con pasamontañas que les tapan la cara.

Por estos días el Ministerio del Interior está lanzando unos folletos bajo el titulo “Procedimientos policiales: Cómo manejarte si te paran”, esto es el anuncio oficial de graves problemas con la policía. Con la instalación del código de faltas se le ha dado manos libres a la policía para que detenga gente por tomar alcohol, dormir u orinar en la vía pública. Pasa a ser ahora la policía, la misma en cuyos hogares se registra el mayor índice de violencia contra las mujeres y el menor índice educativo, la que imparta reglas morales. Pasa a ser ahora la policía, esta misma que la noche del 24 recordó con nostalgia los tiempos de la tortura  y la violación de los DDHH la que pretenderá impartir códigos de comportamientos a nuestros hijos.

Esto es inadmisible, esto exige una respuesta contundente de parte de la sociedad toda. En los próximos días estaremos utilizando todos los medios y recursos para denunciar y frenar lo que está sucediendo en este país, a nivel nacional e internacional. Estaremos convocando a una respuesta social amplia y todos los organismos de DDHH y organizaciones sociales para ponerle un freno a esta nueva amenaza de reaparición de crímenes de lesa humanidad, de defensa de nuestros derechos y libertades públicas. Y el Ministro Bonomi tendrá que responder por lo que están haciendo sus policías.

HOY: PERSECUCIÓN Y TORTURA
COMO EN DICTADURA

TOCAN A UNO, TOCAN A TODOS!

Plenaria Memoria y Justicia


Plenaria Memoria y Justicia
 
¡Ahora Justicia!
Para contactarnos e informarse sobre nuestras actividades
plenaria@gmail.com  o por medio de nuestro Facebook
A %d blogueros les gusta esto: