Fuerte cruce entre Irma Leites y Bonomi

La activista le recriminó que todos los detenidos en la previa de la marcha del Filtro denunciaron que fueron amenazados con ser «violados y torturados bajo el método del submarino»

1

2

3

En el marco del Día del Comité de Base, se suscitó el domingo un momento de tensión entre el ministro del interior, Eduardo Bonomi, y la dirigente radical Irma Leites.

Bonomi, había terminadode brindar una charla en un comité del Frente Amplio ubicado en Malvïn Norte (en Zum Felde y Pitágoras). Fue entonces  cuando la dirigente de Plenaria Memoria y Justicia, Irma Leites y su hija lo increparon por el manejo que realizó la Policía tras la detención de 12 manifestantes previo a la marcha por el Filtro el sábado.

Las mujeres recalcaron que todos los detenidos denunciaron que fueron amenazados con ser «violados y torturados bajo el método del submarino».

Bonomi se negó a responder al cuestionamiento aduciendo que el planteo era poco serio y que no le constaba que hubiera sucedido algo por el estilo. Subrayó, en tono enérgico, que de ningura manera iba a responder ya que se trataba de «un disparate».

Tras detención de 12 “radicales” no hubo incidentes en marcha por el Filtro

AGOSTO 25, 2013 

 4

La Policía detuvo este sábado por la tarde a nueve hombres y tres mujeres que se dirigían a la marcha por la conmemoración del 19 aniversario de los incidentes del Hospital.

En las horas previas a la concentración se realizó un “procedimiento preventivo” que terminó con la detención de doce personas que portaban “una piña americana, una maceta, palos, gas pimienta, pintura, tijeras y mudas de ropa”, según informa El Observador en base a fuentes policiales.

En el operativo participaron efectivos de la Policía de Montevideo, Inteligencia, Guardia Republicana, funcionarios de la Intendencia de Montevideo, entre otros.

Las personas fueron identificadas por la Policía como integrantes de “grupos radicales con antecedentes” en los incidentes ocurridos el 14 de agosto, durante la marcha por los mártires estudiantiles.

Según dijo Irma Leites, dirigente de Plenaria Memoria y Justicia, uno de los grupos promotores de la marcha, hubo “abusos de la Policía” durante la detención de los doce manifestantes. Leites sostuvo que los efectivos “desnudaron” y agredieron con “insultos” y “maltratos” a los detenidos, entre los que dice había una mujer embarazada.

La Policía consideró exitoso el operativo porque, según relataron las fuentes, se evitó que hubiera incidentes. Los detenidos fueron trasladados a la Justicia (que ya estaba advertida de la operación) porque no pudieron explicar por qué portaban elementos sospechosos en sus mochilas. Luego de que les tomó declaración el juez de turno, los sospechosos fueron liberados.

Más de 200 personas caminaron por Bulevar Artigas, desde el Obelisco hasta el Hospital Filtro, en conmemoración de los incidentes y la muerte de Fernando Morroni.

Entre los manifestantes había varios niños que, a la par de los adultos, marchaban, cantaban, sostenían carteles y tiraban folletos al viento.

Algunos habían armado pancartas con la leyenda: “Tocan a uno, nos tocan a todos”. Sin embargo, apenas había un par de policías al arranque de la marcha y luego acompañaron algunos efectivos pero vestidos de civiles. No hubo enfrentamientos de ningún tipo.

Los manifestantes, muchos de ellos de organizaciones radicales, tenían como consigna: “Ayer, como hoy, impunidad y represión”. El discurso que se repitió durante toda la marcha decía “No más escuchas telefónicas, no más secuestros del Departamento de Inteligencia”. En línea con ese mensaje, cantaban: “Gobierno progresista, represión fascista”.

Un grupo de vascos también participó de la actividad. Dijeron que lo hacían por solidaridad a los uruguayos que en 1994 protagonizaron el enfrentamiento con la Policía en las inmediaciones del Filtro, cuando estaban manifestándose en contra de la extradición de tres ciudadanos vascos acusados de ser miembros de la ETA.

12 DETENIDOS ANTES DE MARCHA

A contramarcha

Doce personas fueron detenidas este sábado por la policía, horas antes de la marcha en conmemoración de la represión del Hospital Filtro. Los detenidos fueron acusados de participar en los incidentes del 14 de agosto. La Justicia los liberó horas más tarde, según informó Irma Leites a Montevideo Portal.

 5

Horas antes de iniciar la marcha en conmemoración del 19º aniversario de la represión del Hospital Filtro, la policía detuvo en la vía pública a doce personas acusadas de participar en los incidentes del 14 de agosto, durante la marcha de los mártires estudiantiles, según informó a Montevideo Portal la dirigente de Plenaria Memoria y Justicia, Irma Leites.

Leites señaló que los manifestantes fueron detenidos en diferentes instancias, mientras se dirigían a la marcha del Filtro, que saldría desde el obelisco a las cinco de la tarde, lo que devela un trabajo de inteligencia previo.

La marcha transcurrió pacíficamente, con la presencia de representantes del país vasco, que acompañaron a la madre de Fernando Morroni, uno de los jóvenes asesinados durante la represión del 24 de agosto de 1994, en la que también murió Roberto Facal.

Ese día miles de personas concurrieron a las puertas del Hospital Filtro donde se encontraban internados, en huelga de hambre los vascos Jesús María Goitia, Mikel Ibáñez y Luis Lizarride, acusados de pertenecer a la ETA y con una orden de extradición librada por la Justicia uruguaya a pedido de la española.

Los manifestantes intentaron impedir el traslado al aeropuerto para su extradición a España, argumentando que en el país europeo no había garantías de respeto a los DDHH, ni del debido proceso para personas acusadas de integrar el grupo terrorista español.

La policía reprimió duramente a los manifestantes y varios policías abrieron fuego contra ellos, ocasionando una muerte y un centenar de heridos. Al día siguiente apareció muerto Roberto Facal, un joven que había ido a tomar fotografías al lugar de los hechos.

NACIONAL – NO HUBO INCIDENTES

La Policía detuvo a doce manifestantes en la previa de la marcha por el Filtro

Un operativo interceptó a nueve hombres y tres mujeres con «una piña americana, una maceta, palos, gas pimienta y pintura», informaron a El Observador fuentes policiales

  • © N. GARRIDO

 6

  • © N. GARRIDO

 7

  • © N. GARRIDO

 8

  • © N. GARRIDO

 9

  • © N. GARRIDO

 10

  • © N. GARRIDO

 11

  • © N. GARRIDO

  • © N. GARRIDO

 12

  • © N. GARRIDO

 13

  • © N. GARRIDO

Presse-papiers-1

La Policía detuvo el sábado por la tarde a nueve hombres y tres mujeres que se dirigían a la marcha por la conmemoración del 19 aniversario de los incidentes del Hospital Filtro. Fuentes policiales informaron a El Observador que en las horas previas a la concentración se realizó un «procedimiento preventivo» que terminó con la detención de doce personas que portaban «una piña americana, una maceta, palos, gas pimienta, pintura, tijeras y mudas de ropa».

En el operativo participaron efectivos de la Policía de Montevideo, Inteligencia, Guardia Republicana, funcionarios de la Intendencia de Montevideo, entre otros, según pudo saber El Observador.

Las personas fueron identificadas por la Policía como integrantes de «grupos radicales con antecedentes» en los incidentes ocurridos el 14 de agosto, durante la marcha por los mártires estudiantiles.

Según dijo a El Observador Irma Leites, dirigente de Plenaria Memoria y Justicia, uno de los grupos promotores de la marcha, hubo «abusos de la Policía» durante la detención de los doce manifestantes. Leites sostuvo que los efectivos «desnudaron» y agredieron con «insultos» y «maltratos» a los detenidos, entre los que dice había una mujer embarazada.

La Policía consideró exitoso el operativo porque, según relataron las fuentes, se evitó que hubiera incidentes. Los detenidos fueron trasladados a la Justicia (que ya estaba advertida de la operación) porque no pudieron explicar por qué portaban elementos sospechosos en sus mochilas. Luego de que les tomó declaración el juez de turno, los sospechosos fueron liberados.

Una marcha pacífica

Más de 200 personas caminaron por Bulevar Artigas, desde el Obelisco hasta el Hospital Filtro, en conmemoración de los incidentes y la muerte de Fernando Morroni.

Entre los manifestantes había varios niños que, a la par de los adultos, marchaban, cantaban, sostenían carteles y tiraban folletos al viento.

Algunos habían armado pancartas con la leyenda: “Tocan a uno, nos tocan a todos”. Sin embargo, apenas había un par de policías al arranque de la marcha y luego acompañaron algunos efectivos pero vestidos de civiles. No hubo enfrentamientos de ningún tipo.

Los manifestantes, muchos de ellos de organizaciones radicales, tenían como consigna: “Ayer, como hoy, impunidad y represión”. El discurso que se repitió durante toda la marcha decía “No más escuchas telefónicas, no más secuestros del Departamento de Inteligencia”. En línea con ese mensaje, cantaban: “Gobierno progresista, represión fascista”.

Un grupo de vascos también participó de la actividad. Dijeron que lo hacían por solidaridad a los uruguayos que en 1994 protagonizaron el enfrentamiento con la Policía en las inmediaciones del Filtro, cuando estaban manifestándose en contra de la extradición de tres ciudadanos vascos acusados de ser miembros de la ETA.

HUBO DETENCIONES ‘PREVENTIVAS’

Marcha del Filtro, 19 años después

25.08.2013

MONTEVIDEO (Uypress) — Más de 300 personas se movilizaron este sábado 24 para recordar la Masacre en el Hospital Filtro, ocurrida 19 años atrás, y pidieron justicia por Fernando Morroni, asesinado ese día durante la represión policial, y Roberto Facal, hallado muerto el 25. Al cierre de la marcha, las oradoras denunciaron que 12 personas habían sido detenidas en forma “preventiva”.

La marcha comenzó sobre las seis de la tarde y transcurrió en una tensa calma. Se tenían en cuenta las detenciones ocurridas durante la marcha por los Mártires Estudiantiles del 14 de agosto, en la que dos personas resultaron procesadas sin prisión, acusadas de pertenecer a «grupos radicales» que causaron desmanes en esa movilización.

Este sábado, la alerta se encendió en la plazoleta de Hocquart y Bulevar Artigas, donde debían estar presentes unas doce personas que iban a dirigir unas palabras sobre distintas luchas y reivindicaciones populares, como las del pueblo Saharaui, de los mapuches, Haití, los Sin Tierra de Brasil, entre otras.

Mientras se esperaba que estos manifestantes llegaran, otros integrantes de los grupos que se movilizaban quitaron una placa que recordaba a un policía de la dictadura y en su lugar colocaron una en homenaje a Faccia Bruta, en nombre de otros «luchadores del pueblo».

Sin esa decena de personas que faltaban, se continuó la marcha por Bulevar hacia el Filtro, para recordar la represión que sufrieron cientos de personas aquel 24 de agosto de 1994, cuando permanecían en vigilia exigiendo que se respetase el derecho al asilo de tres integrantes de la organización vasca ETA, que permanecían internados en dicho hospital, debido al delicado estado de su salud, por mantener una huelga de hambre.

Decenas de manifestantes portaban pancartas que decían: «Tocan a uno, Tocan a Todos» y cánticos como «Represión fascista, gobierno progresista».

Al concluir la marcha, sobre las 20 horas, en el escenario montado a metros del Filtro, Irma Leites (Plenaria Memoria y Justicia) denunció públicamente que «faltaban» diez personas en la marcha -más tarde se supo que eran doce-, que nunca habían llegado ni al Obelisco ni a la plazoleta donde debían participar del acto.

Denunció la presencia de «tiras» a lo largo de toda la marcha, en la que no se registró ningún incidente, y señaló que sospechaban que estos manifestantes habían sufrido un «arresto preventivo por parte del DOE».

Pasadas las 23 hs, se comprobó que doce personas habían sido detenidas en «distintas instancias», impidiendo su llegada a la marcha y para esa hora ya habían sido liberadas. Durante la detención «preventiva», confirmada por fuentes policiales a El Observador, se incautaron una «piña americana, pintura y gas pimienta».

Los efectivos policiales consideraron que el operativo fue «exitoso» porque «se evitó que hubiera incidentes», informó ese diario.

Las personas detenidas fueron trasladadas a la Justicia «que ya estaba advertida de la operación», añade ese medio, «porque no pudieron explicar por qué portaban elementos sospechosos en sus mochilas. Luego de que les tomó declaración el juez de turno, los sospechosos fueron liberados».

Las organizaciones denunciaron que, durante la detención, las doce personas -nueve hombre y tres mujeres- sufrieron amenazas, insultos y maltratos.

mm_spacer

mm_spacer

mm_spacer

A %d blogueros les gusta esto: