OSE Y 24 EMPRESAS EN LA MIRA DEL MINISTERIO DE VIVIENDA Y MEDIO AMBIENTE

Intiman a OSE y a 24 empresas por cuenca del río Santa Lucía. El plan para prevenir la contaminación del río Santa Lucía comenzó a concretar plazos y hubo intimaciones directas del Ministerio de Vivienda y Medio Ambiente a OSE y a 24 empresas para que presenten medidas y respuestas.

rio-santa-lucia

Andrés Roizen / EL PAIS

El 16 de agosto, en la ciudad de Libertad, San José, se realizó la segunda reunión de la Comisión para la cuenca del río Santa Lucía, en la cual se empezaron a plantear las primeras respuestas concretas a la problemática desatada entre marzo y mayo de este año, cuando se detectó la presencia de algas en el agua de OSE consideradas «potencialmente tóxicas» y causantes de mal olor y sabor.

En el encuentro, que duró cuatro horas, se presentó el estado de avance del Plan de Acción para la Protección del Agua en la cuenca del Santa Lucía, que incluyó detalles sobre los puntos anunciados meses atrás por el Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), y se marcaron límites precisos a las industrias y a OSE para empezar a cumplir con las exigencias.

En la reunión estuvieron presentes autoridades nacionales y locales, además de instituciones de la sociedad civil y usuarios. Allí se informó que por resolución ministerial se intimó, con fecha 7 de agosto, a 24 empresas a presentar antes del 31 de diciembre de este año una nueva Solicitud de Autorización de Desagüe Industrial (SADI), además de un proyecto de planta de tratamiento.

Para esa fecha, también deberán presentar la información complementaria acreditando el cumplimiento o las propuestas de ajustes y tendrán tiempo hasta el 31 de enero de 2015 para contar con una planta de tratamiento de efluentes construida y en operación.

Además, se sancionó por resolución ministerial del 5 de agosto una intimación a OSE para presentar en 30 días «todos los proyectos de saneamiento de localidades de la cuenca». Se le exigió también que para el 30 de junio de 2014 presente los proyectos del sistema de saneamiento de efluentes domiciliarios o la adecuación del existente en Fray Marcos, San Ramón y Santa Lucía.

OSE deberá exhibir antes de fin de año un plan de «reducción de vertidos en materia orgánica de origen doméstico a los cursos de agua provenientes de centros poblados» y las «medidas necesarias para efectivizar conexiones domiciliarias a redes de alcantarillado existentes y uso de tecnologías alternativas de saneamiento».

Antes del 31 de diciembre de 2015 el organismo estatal tendrá que tener «un sistema de saneamiento constituido y la planta de tratamiento en operación en las localidades de Fray Marcos, San Ramón y Santa Lucía». La intimación también plantea exigencias en cuanto a plantas de tratamiento de nivel terciario «para la remoción de nitrógeno y fósforo». Concretamente, en el documento presentado, la Dirección Nacional de Medioambiente (Dinama) solicita a OSE, con fecha 1° de agosto, «información a la brevedad respecto de la forma y los plazos en los que esa Administración dará cumplimiento» a la implementación de «la solución definitiva al manejo y disposición de lodos de la planta de tratamiento de agua potable de Aguas Corrientes».

Por otra parte, entre otros plazos destacados, se establece que habrá tres meses desde que se publique el decreto del Ejecutivo para suspender la recepción de inscripción o habilitación de feedlots, o la ampliación de los existentes, y para prohibir el funcionamiento de tales establecimientos sin inscripción, registro o habilitación.

Se buscará establecer como resolución ministerial que «los tambos ubicados en la cuenca del río Santa Lucía con más de 500 vacas» deberán «contar con autorización de desagüe y plan de manejo de gestión de residuos sólidos».

«Se intima a dichos tambos a presentar antes del 30 de diciembre de 2013 la Solicitud de Autorización de Desagüe y la propuesta de Plan de Gestión de Residuos Sólidos», además de «contar con una planta de tratamiento de efluentes construida y en operación antes del 31 de diciembre del 2015 bajo apercibimiento de sanciones».

También, se va a exigir «el tratamiento y manejo obligatorio de efluentes a todos los tambos ubicados en toda la cuenca hidrográfica del río Santa Lucía».

«Responsables»

Consultado por El País, el vicepresidente de OSE, Daoiz Uriarte, entendió que el organismo estatal es «el beneficiario de todas las medidas» presentadas por el Mvotma y que «en algunas de ellas es obligado, es parte de los responsables».

El jerarca manifestó, de todos modos, que no observa las medidas presentadas como una presión del Ministerio, y señaló que lo sucedido con la contaminación del agua «ha sido un llamado de atención para todos».

Uriarte comentó que «se ha empezado a avanzar en las medidas», aunque aclaró que muchas de ellas son de largo aliento y tendrán impacto en el largo plazo. Por otra parte, dijo que no se ha vuelto a registrar una presencia de algas en proporciones que lleguen a ser una «preocupación».

El jerarca dijo que OSE sigue con atención el tema y que la máxima preocupación se expresará en verano, que es cuando se generan las condiciones para que aumente la presencia de algas.

Uriarte también confirmó a El País que quedó descartada la militarización del área, algo que había evaluado en su momento el ministro de Vivienda, Francisco Beltrame, para tener vigilancia aérea y terrestre a gran escala en la cuenca.

«La realidad no amerita una actividad o situación de ese tipo. No es conveniente ni necesario, y no se va a avanzar en ese sentido por el momento», dijo el jerarca.

Tambos en la mira

Ochenta es el porcentaje de «contaminación con nutrientes y de demanda biológica de oxígeno (que) se debe a fuentes difusas en la cuenca; estas son las provenientes de actividades agropecuarias, entre las que se destacan los tambos. El restante 20% proviene de fuentes puntuales, constituidas por los efluentes de industrias y aguas servidas de ciudades y poblaciones», según señala un informe de la Udelar.

Las cifras 

24 son las empresas que fueron intimadas, además de OSE, para presentar medidas y respuestas, por parte del Mvotma.

60%, es el porcentaje de la población montevideana que OSE abastece a partir del agua que sale de la cuenca del Santa Lucía.

Medidas en las que se trabaja

1. Recabar opinión en el ámbito de la Comisión Cuenca del río Santa Lucía respecto a las medidas que conforman este Plan, asegurando la participación de los distintos actores.

2. Implementación de un Programa Sectorial de mejora del cumplimiento ambiental de vertimientos de origen industrial en toda la cuenca hidrográfica y exigir la reducción del nivel de DBO, Nitrógeno y Fósforo.

3. Implementación de un Programa Sectorial de mejora del cumplimiento ambiental de vertimientos de origen doméstico en toda la cuenca y exigir la reducción del nivel de Nitrógeno y Fósforo. Priorizando las ciudades de Fray Marcos, San Ramón y Santa Lucía. Se exigirá fertilizar en base a análisis de suelos para alcanzar y mantener la concentración debajo de 31 ppm de Fósforo Bray1.

4. Declarar como zona prioritaria sensible, definida ZONA A, a la cuenca hidrográfica del río Santa Lucía tomando como punto de cierre la confluencia con el río San José y exigir en forma obligatoria a todos los padrones rurales ubicados en dicha cuenca, el control de la aplicación de nutrientes y plaguicidas conjuntamente con la presentación de los Planes de Uso, Manejo y Conservación de Suelos ante el MGAP.

5. Suspender en la cuenca hidrográfica declarada ZONA A la instalación de emprendimientos de engorde de ganado a corral u otras prácticas de encierro permanente en corral a cielo abierto, así como la ampliación de los existentes. La suspensión operará hasta que se dicte la nueva reglamentación.

6. Exigir el tratamiento y manejo obligatorio de efluentes a todos los tambos ubicados en toda la cuenca hidrográfica.

7. Implementar la solución definitiva al manejo y disposición de lodos de la planta de tratamiento de agua potable de Aguas Corrientes, OSE.

8. Restringir el acceso directo del ganado a abrevar en los cursos de la cuenca hidrográfica declarada ZONA (A). Construir un perímetro de restricción en el entorno de los embalses de Paso Severino, Canelón Grande y San Francisco. El acceso al agua se realizará en forma indirecta mediante toma de agua.

9. Instaurar una zona de amortiguación o buffer en la cuenca hidrográfica declarada ZONA A sin laboreo de la tierra y uso de agroquímicos, (para la conservación y restitución del monte ribereño como forma de restablecer la condición hidromorfológica del río) en una franja de 40 metros a ambas márgenes de los cursos principales (Santa Lucía y San José), 20 metros en los afluentes de primer orden (ej: A° Canelón Grande) y 100 m en torno a los embalses.

10. Intimar a los responsables de extracción de agua superficial y subterránea de la cuenca declarada ZONA A, que carezcan del respectivo permiso, a que soliciten el mismo en un plazo máximo de 6 meses.

11. Declarar «reserva de agua potable» la cuenca hidrológica del Arroyo Casupá.

Fuente: Andrés Roizen / EL PAIS / Enviado por Andrea Tommasino Améndola

COMCOSUR INFORMA

A %d blogueros les gusta esto: