URUGUAY: ¿Por qué subir un escalón más en la guerra de baja intensidad?

 Los resultados esperados de los diferentes Gobiernos Progresistas del continente han desilusionado a amplias capas de las poblaciones locales incluyendo a vastos sectores de sus mismos votantes.  Estos no han podido ni querido atacar problemas estructurales de nuestras naciones, han quedado como rehenes del mercado y de sus propia conceptualidad, de esta forma no han dado respuesta a las expectativas creadas ni a las promesas electorales ofrecidas como menú para capturar el voto de gente cansada, expoliada y maltratada por las diferentes variantes neoliberales..

Y si bien nuestra comarca nunca fue una excepción tampoco lo es hoy, es mas, nuestros Gobiernos Progresistas en sus dos períodos de gobierno (todo indicaría camino a un tercero), es en la región el Gobierno mas cercano y conceptualmente vecino al neoliberalismo depredador.

Todos los esfuerzos súper-estructurales, libros, medios de información, discursos, conflictos virtuales con sus vecinos de la región o teologías guerrillerescas no han alcanzado a dar cobertura a la falta de equidad y redistribución de riqueza.

Esta la riqueza y su distribución es el talón de Aquiles de los diferentes modelos progresistas en nuestra Patria Grande y en esto tampoco somos una excepción.

Si tenemos la suficiente objetividad como para reconocer que las expectativas generadas a nivel gremial con los consejos de salario y medidas de avance en materia de legislación laboral, quedan neutralizadas por el accionar de una economía basada en el “libre mercado” y el lobby productivo-financiero, podemos entender claramente el porque los máximos dirigentes gremiales del PIT- CNT que declararon al primer Gobierno Progresista “…este es nuestro Gobierno…”, hoy se ven empujados por sus afiliados a enfrentar a éste, en varios aspectos claves de la vida de los trabajadores como son salario, salud, educación, vivienda y una canasta de consumo básica cada día mas costosa. Evidentemente el tema electoral esta también presente en esta actitud gremial, basta ver como los dirigentes mas cercanos o integrantes de sectores políticos Progresistas (que en el futuro próximo serán candidatos a Diputados, Senadores, etc.) vinculados al equipo económico son los que tienen el discurso más radical y tratan de impostar una variante de lucha diferente.

El desarrollo capitalista y su acumulación respectiva, nunca se vieron tan favorecidos como bajo estos Gobiernos, la bancarización de toda la población a partir de los 14 o 16 años, la puesta sobre el mercado de productos financieros rapaces, la extranjerización de la tierra y la acumulación de la misma en un país que aun hoy viene definido agrícola-ganadero, determinan y neutralizan cualquier otro discurso súper-estructural.

Si a esta situación le agregamos las mega-inversiones sobre recursos naturales básicos, encontramos en la variante económica la obligación de redefinir a nuestro país como agrícola-ganadero- extractivo.

Nada nuevo presentan los teóricos progresistas criollos ni en materia económica ni desde el punto de vista de innovación en cualquiera de las áreas de Gobierno, en el mejor de los casos solo incorporación de tecnologías que por sí solas solo habilitan un “somos más modernos”

Desde el viejo y conocido taylorismo remozado, maquillado y servido como la variante renovadora en economía, basados en la conceptualizad que de él se desprende (el desarrollismo industrial), en nuestro caso confiado a multinacionales y a la minería de cielo abierto, determinan cada día mas la profundización de desigualdades sociales, para poder garantizar la acumulación, provocando la profundización de la conflictividad social, y agrandando la brecha económica – social.

Está históricamente probado que la aplicación de estas teorías  a países capitalistas dependientes como es nuestra Comarca, solo tiene un efecto temporal, dependiendo su tiempo de duración en el cuantitativo potencial del recurso, dejando, una vez finalizado, mas empobrecido el territorio donde se instalan, grandes índices de contaminación y bolsones de pobreza extrema. Esta práctica del capitalismo primario, en tanto se basa en un proceso extractivo de exportación, con mínimo o ningún  valor agregado en el país que les permite instalarse, ya ha llevado al colapso económico – social a diferentes países, nos llevará mas temprano que tarde a fricciones sociales las cuales nadie puede prever;  la importancia de estas dependerá de los niveles de organización popular y de la profundidad de los cambios exigidos.

 

GUERRA DE BAJA INTENSIDAD          

Varias veces hemos aportado una aproximación a la conceptualidad imperial en materia de intervenciones militares, hemos conocido la llamada guerra de baja intensidad y sus variantes.

Este “nuevo” concepto del Pentágono implica no solo el despliegue de la 5ª Flota y la reactivación de la 4ª, sino que en sus variantes, como ellos mismo lo plantean “… es necesario ganarse la confianza de las poblaciones locales….”, becas, condecoraciones, acuerdos militares y policiales públicos y no tanto, embajadores capaces de refrescar la cara imperial,  haciendo baldosas con los obreros del SUNCA en una actividad solidaria organizada por estos o cocinando con sus propias manos para el Sr. Presidente y varios Ministros, etc.

Cierto es que estos actos o más precisamente estas políticas preparatorias aseguran la influencia en este área del Continente y al mismo tiempo garantizan la protección de los intereses norteamericanos.

Son parte de lo que  J. STAVRIDIS, Almirante de la Marina de los EE. UU., nos ilustró como estrategia del Comando Sur para el 2016.

Para ello cuentan con nuestra comarca como “cabecera de puente” para la región, motivo por el cual nos reconocen como el “país mas amigo de la región”.

Dentro de los objetivos fundamentales del Pentágono está asegurar la sostenibilidad hegemónica en la región y el rol asumido por la política exterior norteamericana como policía del mundo; para cumplir este objetivo EE.UU. necesita nada menos que asegurar desde el punto de vista logístico energético el 30 o 35 % mas de petróleo y casi un 65 % mas de gas natural para la próxima década.

 ETAPA  PREVENTIVA: “variabilidad de la guerra de baja intensidad”

 

Decíamos mas arriba “…nos llevará mas temprano que tarde a fricciones sociales; la importancia de estas dependerá de los niveles de organización popular y de la profundidad de los cambios exigidos…”,

Son muchos años ya que nuestra Comarca es un territorio en disputa: o  esto o cabecera de puente para agredir a nuestros hermanos regionales, solo de los ciudadanos y sus organizaciones políticas y sociales dependerá.

Los niveles de conflictividad actuales se pueden caracterizar todavía en funcionales, los niveles económicos son variables con cierta tendencia al enfriamiento del mercado, hay una cierta capacidad de compras “inflada” por el dinero de plástico (tarjetas, créditos, préstamos privados) que últimamente ven crecer los impagos, si bien estos no llegan todavía a niveles de alerta roja mantiene niveles de incertidumbre importante para los operadores, por otro lado la carencia absoluta de *regulación de este mercado favorece  a los operadores financieros, permitiéndole cubrir los riesgos como los niveles de morosidad, utilizando condiciones extra-contractuales, como gastos, seguros obligatorios, etc.…

Estos indicadores obligan al Gobierno a tomar medidas estructurales y súper-estructurales que den tranquilidad a los inversores y al mismo tiempo dar claras señales de gestión en el “barómetro social”.

 

Movimientos de adaptación de la Superestructura

1) Lo jurídico-político: ¿quién y como se nombran los Sres. Jueces de la Suprema Corte? La corporación presenta una “tríada” de nombres, previamente concertado con  el Senado y éste vota la llamada venia, después de haber discutido, pactado, tratando de mantener un equilibrio político partidario que represente los diferentes intereses “supremos”.

2) Movimiento más visible: A) Se traslada a la Sra. Jueza Motta, actuante en Juzgado Penales (atendía más de 50 causas de militares violadores de los derechos humanos) a un Juzgado de Familia.

Se traslada al Sr. Fiscal Dr. Zubía (hijo y sobrino de Generales del Proceso dictatorial) de la Fiscalía  de Menores a una Fiscalía Penal.

B) El Sr. Fiscal Zubía por denuncia de la Suprema Corte, acusa penalmente a diversos militantes de Organizaciones de Derechos Humanos y a Referentes en la Militancia político-social, entendiendo que en la protesta efectuada en la Suprema Corte el día que se traslada a la Sra. Jueza Motta, “se habrían cometido delitos”, por lo tanto solicita a la Jueza actuante varios procesamientos con prisión.

Entre los acusados se encuentran dos claros referentes políticos que fueron rehenes de la dictadura por ser integrantes del MLN-Tupamaros: Irma Leites y Jorge Zabalza.

También pide el procesamiento, en este caso sin prisión, de un dirigente sindical (Aníbal Varela) secretario General de ADEOM gremio considerado radical (a la izquierda de la concepción imperante en la dirección del PIT-CNT), y de varios familiares de personas hechas desaparecer durante la dictadura fascista.

¿Qué mensajes se podrían desprender?

 

1)      Que debido al enfriamiento (lento pero constante y previsible) de la economía y de la voracidad de los agentes económico-financieros, se provocaría un mayor índice de conflictividad sin “la garantía” de los dirigentes sindicales más vinculados a los sectores económicos del gobierno,  que seguramente no podrían neutralizar de ninguna forma la protesta.

2)     Dar garantías a los sectores financieros y empresariales (inversor nacional y particularmente a los inversores multinacionales) de control social, o sea, paz social, mano de obra barata, legislación adecuada a esos fines.

 

3)     ¿OTRA VEZ REHENES? Es lo mismo pero de otra forma. Hacer llegar a los grupos de izquierda que no se encuentran dentro del conglomerado Progresista y a los ciudadanos que se han visto perjudicados por la política económica (asalariados, jubilados, pensionistas, trabajadores rural, marginados, etc.) una advertencia clara: si se protesta organizadamente, se judicializará la protesta, ahí están la Suprema Corte de Justicia y el Sr. Fiscal Zubía.

 

   Sergio Napoli

 

  • Desde hace mas de un año y medio se encuentra en el Senado de la Republica un proyecto de ley de regulación de tarjetas de crédito, ya aprobado por la Cámara de Diputados, en el se toman medidas, contra intereses y servicios leoninos aplicados hasta hoy por las tarjetas.
  • El Crd. Astori, Vice-Presidente y Presidente del senado argumento no tener el tiempo suficiente (1año y medio) para tratarlo.
  • El equipo económico llego a un “acuerdo” con los representantes de la financieras que emiten tarjetas por el cual se apela a la auto regularización, Argentina, Chile, Brasil, desde hace ya mucho tiempo regularizaron estos temas financieros.
A %d blogueros les gusta esto: