PROCLAMA DE LA TENDENCIA CLASISTA Y COMBATIVA EN LA MARCHA DEL 27 DE JUNIO

A 41 AÑOS DE LA HUELGA GENERAL
CONTRA EL GOLPE CIVICO MILITAR

TCC

PROCLAMA DE LA TENDENCIA CLASISTA Y COMBATIVA
EN LA MARCHA DEL 27 DE JUNIO

COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS.

Los militantes de la Tendencia estamos acá una vez más, recordando la memorable Huelga General contra la dictadura, la que gestaron los trabajadores desde abajo, sin más mandato que el de su conciencia y compromiso del momento histórico del cual eran protagonistas. Y estamos para intentar asumir este presente lleno de desafíos. Porque no se trata de hablar hoy de la heroica huelga para después negar la huelga como herramienta de lucha.

Cuando en junio de 1973 los trabajadores organizados y los sectores populares conscientes, ejecutaron la resolución de Huelga General frente al golpe de Estado como se había resuelto 10 años antes; se ponía en movimiento y al frente de la resistencia el elemento más dinámico y decisivo de cualquier sociedad contemporánea: la clase trabajadora, el Pueblo Trabajador conformado por la mujeres y los hombres que diariamente mueven el mundo.
Frente a la estrategia imperialista, expresada en el Plan Cóndor, de cortar con golpes de Estado la agudización de la lucha de clases que se registraba a lo largo y ancho de América Latina; los trabajadores opusieron su fuerza organizada levantando como programa la defensa de las libertades públicas y la búsqueda de una sociedad sin explotados ni explotadores, tal cual lo había definido el primer Congreso de la CNT y el primer Congreso del Pueblo.
En un momento crucial de la historia del país, cuando había que poner toda la carne en el asador; cuando la gran mayoría de los estamentos de la sociedad, incluyendo el sistema político, se fueron al mazo; quedaron los trabajadores organizados encabezando la resistencia, con el apoyo inclaudicable del movimiento estudiantil y de los barrios populares en torno a las fábricas, talleres, unidades productivas, organismos del Estado, y demás lugares de trabajo.
Más allá de los diferentes balances que se hicieron después sobre la Huelga, balance que todavía está inconcluso, quedará como saldo insoslayable de esas jornadas de lucha, que la clase trabajadora organizada es la columna vertebral de cualquier intento serio de resistencia frente a los planes imperiales.

Hoy estamos en un cruce de caminos, en un punto de inflexión en el curso histórico, donde tenemos como Pueblo Trabajador la obligación de ocupar un lugar protagónico en las perspectivas que se abren en el futuro inmediato.

Hoy, que la estrategia imperialista pasa por asegurarse el flujo de recursos naturales que precisan para su patrón de acumulación de capital actual, y en consecuencia han impulsado en los países periféricos y dependientes como el nuestro, un modelo de producción extractivista y depredador; deben ser nuevamente los trabajadores los que se pongan al frente de la resistencia a este saqueo, e impulsen sus propios planteos sobre la matriz productiva necesaria para un programa de la clase orientado hacia la sociedad sin explotación ni opresión.

Hoy, que la salud, la educación, la vivienda y la seguridad social de los trabajadores, siguen sin cambios sustanciales por más que el manejo criminal de las cifras oficiales digan otra cosa; debemos impulsar un Plan de Lucha que le arranque al Estado el manejo de la riqueza social para volcarla en beneficio del Pueblo Trabajador, impulsando iniciativas autogestionadas y controladas por las organizaciones de la clase.

Hoy, que las corrientes conciliadoras en el movimiento popular nos quieren convencer de la importancia estratégica de un tercer gobierno progresista, de la misma forma que frente al golpe nos quisieron vender la ilusión de los militares progresistas.
Debemos defender a rajatabla la independencia política de la clase trabajadora, esté donde esté organizada, en coordinaciones, en federaciones, en uniones.
Porque hoy el sindicalismo oficialista pretende involucrar a las organizaciones obreras en una vergonzosa campaña electoral que nuevamente van a encabezar el PIT-CNT y el resto de sus organizaciones aliadas. Es vergonzoso que hoy mismo, el PITCNT a través del Instituto Cuesta Duarte esté firmando acuerdos con Intendencias, este avalando la deformada versión de la Dictadura en el Palacio, convalide las contradicciones interburguesas entre empresarios de Mujica y el gobierno Argentino. Es vergonzoso que un instituto que lleve los nombres de Cuesta y Duarte apruebe el saqueo de los recursos naturales y las cifras mentirosas del Gobierno. Es vergonzoso que haga la vista gorda ante el robo a los trabajadores y reivindique fronteras.
¡La solidaridad obrera no tiene patria! ¡No tiene ministerios ni parlamentos que apoyar!
Condenamos rotundamente la complicidad de dirigentes y sindicatos con la tortura.
Repudiamos la criminalización de los que osamos criticar la burocracia, la corrupción y la claudicación como está pasando con nuestros compañeros del Sindicato del Hospital de Clínicas.
Condenamos la conciliación permanente con los que nos oprimen.
Debemos discutir, nos debemos una discusión seria y actualizada, en los organismos que integran el vasto y heterogéneo Movimiento sindical y popular, que entendemos cuando hablamos de una sociedad sin explotación ni opresión. Qué proyecto de sociedad imaginamos para que se hagan realidad las aspiraciones más profundas que anidan en el imaginario colectivo de los explotados y oprimidos y que han sido empujadas de diversas maneras por las generaciones de trabajadores organizados que nos precedieron.
Hay que discutir igualmente, y este es uno de puntos más difíciles de abordar, cuales son las vías y los procesos que tenemos que apuntalar y empujar para que este anhelo de justicia, igualdad y libertad, que se expresó vigorosamente en la resistencia al golpe, y se expresa aún muy débilmente en diversos focos de resistencia; se transforme en un curso emancipador que tenga al Pueblo Trabajador como protagonista central y como el principal articulador de la voluntad popular.

Compañeras y compañeros, aquellas jornadas de lucha, enfrentando al golpe diseñado en el norte, deben ser una inspiración permanente a la hora de organizar la resistencia hoy; de la misma forma que nos corresponde a nosotros, hombres y mujeres de la clase trabajadora comprometidos con la causa de la libertad y la igualdad, trabajar cotidianamente, impulsar efectivamente la solidaridad con los que luchan, generalizando los conflictos.
Debemos junto a los trabajadores nucleados en el SUATT, doblarle el codo a las patronales del taxi, al empresario progresista Dourado. Todo el apoyo a los compañeros del Laboratorio Ramón Bagó con sus 4 meses de conflicto, y a los trabajadores del supergas por condiciones dignas de trabajo. Tenemos que organizarnos para frenar los megaproyectos de Monte del Plata, UPM, la Regasificadora, el puerto de la Paloma, la minera ARATIRI. Tenemos que ponernos de pie y trancar todo el plan capitalista que pretende recolonizar nuestras cabezas y nuestras vidas. Que niega el rol de los proletarios organizados. Que nos roba los sueños de emancipación.
Que nada nos sea indiferente.
Rompamos las cadenas, reconstruyamos la combatividad obrera aquella que hace 41 años atrás no alcanzó para derrocar los proyectos del capital, pero sí nos marcó un camino, el camino de la lucha la lucha contra la tiranía y la opresión.

Como decía nuestro compañero Gerardo Gatti:
“Puño cerrado contra el enemigo. Mano tendida a los compañeros”.
¡ABAJO LOS QUE ENTREGAN LOS PRINCIPIOS!
¡ARRIBA LOS QUE LUCHAMOS SIEMPRE!
¡EL MUNDO SERÁ DE LOS TRABAJADORES!

 

Un comentario en «PROCLAMA DE LA TENDENCIA CLASISTA Y COMBATIVA EN LA MARCHA DEL 27 DE JUNIO»

  1. Debo ser honesto, recién hace unos días me enteré del TCC, he decidido profundizar e investigar sobre sus principios y encuentro este blog. Debo confesar que no difiere mucho de lo que proclaman los compañeros de UP/AP. Y como a ellos les pregunto, que opción hay a aprte de este mundo «claudicador», FRENTE A LAS ACOMETIDAS CAPITALISTAS?, como movernos en un mundo capitalista total, hasta en la cuna del comunismo hoy existe un capitalismo, creado por los tecnócratas y burócratas soviéticos, que se quedaron con todo lo de valor, petroleo, gas, minerales, etc, y hoy son los nuevos ricos del mundo. Como sobrevivir en un mundo que se globalizó a golpe de tecnología, una tecnología que no es más que la punta de lanza y la hija pródiga de este capitalismo. No será que habrá que humanizar al capitalismo y socializar el esfuerzo de todos?. Hoy las reinvindicaciones sobre la tierra están más duras que en los 60, sin embargo cuantos están interesados en ir a doblar la espalda al campo?, eso sí el mundo capitalista y su hija pródiga, lograron cambiar el arado, árido y destructor, por el tractor con GPS y aire acondicionado. Quizás ahora, muchos quieran vivir el románticismo de ir a «carpir» la tierra, es un boleto. Más cuando entre las reinvindicaciones, se exige que el estado provea de tierras a los colonos. y préstamos para granos e insumos, y de donde saca la guita el estado?, es que el estado se levanta y sale a laburar como yo todos lo días?, pues les diré que no lo veo en la parada a las 8 de la mañana. Será porque el estado no trabaja, somos quienes con nuestros impuestos, generamos estado, lo financiamos, así que quiere decir, que Don Estado no tiene un céntimo, ese dinero que con tanta alegría le piden al estado, es mía!, si señores, mía y de muchos otros, incluso de ustedes. Ahora bien, con vuestro dinero hagan lo que quieran, pero con mi parte no, yo sé a quién y como se la doy, yo sé con quién y como soy de solidario, no me gusta que me digan lo que hay que hacer, soy medio orejano pa estas cosas. Lo mismo para el tema de la nacionalización de la industria, que industria?, la que depende de comprar materias primas para fabricar 3 tractores y dos barquitos?, como podemos pensar en tener un país industrializado si dependemos del mercado y sus fluctuaciones. Quizás recuerden cuando hace unos años, unos buques tanques cargados de crudo con dirección a EEUU, cambiaron su rumbo a China porque los chinos pagaban más, así funciona esto, así que en que situación queda una país como el nuestro, un «tapón» olvidado en una parte de Sudamérica. Y hay más puntos que me gustaría saber que planes tienen, porque tirar ideas es re fácil lo jodido, lo realmente complicado y lo que hace a las ideas inteligentes es hacerlas realidad.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: