La resistencia de la clase trabajadora contra la austeridad y el cierre de empresas está aumentando en Ucrania

Ucranianos encienden verlas durante una misa ortodoxa de Semana Santa...

FOTO: (in)Feliz Navidad. APAGÓN. Una misa ortodoxa en la catedral de Kiev. El gobierno ucraniano acaba de decretar el apagón de alumbrado en todas las ciudades de Ucrania debido a la crisis energética. Las fuentes principales de energía son las minas de carbón (40%) que están en manos de los rebeldes (que son mineros, precisamente) y el gas natural que se importa desde Rusia, pero que les cortaron en chorro por no pagar la factura. En este momento está empezando el inverno en Ucrania. El gobierno firmó un acuerdo con los países de la Unión Europea pero además de la plata que recibió ahora necesita 15 mil millones de Euros más o entraría en cesación de pagos.

Resumen de Noticias por los editores de New Cold War, 19 de diciembre 2014

Hay crecientes protestas por parte de la clase obrera en Ucrania contra la calamidad económica que padece el país.

Los trabajadores del transporte en Kiev comenzaron una huelga el 18 de diciembre, exigiendo el pago de sus salarios. No les han pagado durante varios meses. El líder sindical Vitaly Mahinko dijo a los medios de Ucrania el 18 de diciembre que la huelga se extenderá en los próximos días.

La Federación de Sindicatos de Ucrania está exigiendo una reunión urgente entre el primer ministro Yatsenyuk y los representantes de los sindicatos nacionales. El FTUU es la mayor federación sindical en Ucrania. Su presidente, Grigory Osovoy, dice que los sindicatos de Ucrania están enojados con la política del gobierno que «hace que la gente pobrezca y los convierte en solicitantes de las prestaciones sociales del Estado». La Federación dice que va a celebrar una huelga general el 23 de diciembre si no se cumplen sus reclamos.

Osovy explicó: «Dada la situación, la Federación de Sindicatos de Ucrania ha solicitado una reunión de emergencia entre el Primer Ministro de Ucrania, y representantes de los sindicatos nacionales para discutir cuestiones problemáticas en el programa del Consejo de Ministros de Ucrania, la restablecimiento del diálogo social y soluciones socialmente aceptables para evitar el conflicto social».

Como se informó anteriormente en el servicio de noticias de Capital, los miembros de la FTUU realizaron una gran manifestación el 15 de octubre frente al edificio donde se reunía el Consejo de Ministros. Exigieron el fin de las políticas que causan despidos de trabajadores. También exigieron una compensación salarial por el creciente costo de la vida y una voz en las decisiones del gobierno.

En Odessa, el sur de Ucrania, los trabajadores de una gran fábrica química en la zona del puerto de Odessa están protestando por la pérdida de puestos de trabajo y una amenaza de privatización de su fábrica que emplea a 600 personas. El grupo empresarial «Privat» de propiedad de oligarca Igor Kolomoysky está tratando de poner sus manos en la fábrica estatal. Es una de las empresas más rentables en Ucrania, productora de fertilizantes y otros derivados del amoníaco. Fue la mayor fábrica de su tipo en la Unión Soviética.

Los trabajadores también exigen el fin del bloqueo económico de la región Donbas debido a que su industria tiene estrechos vínculos económicos con que hay allí y se ha perdido una gran cantidad de puestos de trabajo debido a la guerra civil. En una gran manifestación el 14 de diciembre, los trabajadores gritaron, «¡No a un bloqueo! ¡Vamos a trabajar con Donbass! ¡Dejen que funciona nuestra planta! ¡Salven nuestros trabajos! ¡Kolomoysky, manos fuera de la planta!”

A pesar de las condiciones de la represión en Odessa, están teniendo lugar allí importantes protestas contra el deterioro de las condiciones sociales. El grupo ‘Voz de Odessa’ celebrará su próxima manifestación masiva el 19 de diciembre, exigiendo el fin de los cortes de electricidad y el aumento de las tarifas.

La consigna principal de Odessa es, ‘¡Queremos vivir, no apenas sobrevivir!’.

En la República Popular de Luhansk (en el sureste de Ucrania) los trabajadores también están en movimiento. Los trabajadores de la planta de fabricación de equipos de minería estatal Luganskugleremont han hecho cargo de la producción y tomado la administración de la planta. La planta había se había desplomado y no se les pagaba los trabajadores. Un centenar de trabajadores han puesto en marcha la producción y están decididos a ampliarla. La planta empleaba a 2.500 trabajadores antes de Kiev lanzase su guerra civil en el este de Ucrania en abril de este año.

Como se informó a principios de este mes en “New Cold War”, trabajadores del acero en Kremenchug, centro sur de Ucrania se están movilizando y exigiendo que el gobierno de Kiev tome las medidas necesarias para mantener a su empresa en operativa. Fabrica componentes de acero y de hierro para la industria del transporte, pero ha perdido los mercados en Rusia tras el giro brusco del gobierno con la asociación de austeridad con Europa.

El gobierno de Ucrania ha presentado una propuesta de presupuesto para la Rada (Parlamento) que reduciría drásticamente el salario social, incluyendo el aumento de la edad de jubilación de 57 a 65 para las mujeres y 62 a 65 para los hombres. También reduciría la edad máxima para la educación obligatoria de los niños de 11 a 9 y eliminará la garantía constitucional de la educación gratuita y atención de la salud.

Los estudiantes en Lviv en Ucrania occidental han comenzado a movilizarse y protestar contra los recortes a la educación.

O O
O O O   fernando moyano
A %d blogueros les gusta esto: