Suprema Corte de Justicia absolvió a Ricardo Zabala acusado de cómplice del homicidio de Julio Castro

La Suprema Corte de Justicia confirmó la absolución del policía retirado Ricardo Zabala, quien había sido procesado en marzo de 2012 como “cómplice” del homicidio del maestro y periodista Julio Castro ocurrido en agosto de 1977.

23 de abril de 2015 a las 00:59 hs 

Por una mayoría de cuatro votos contra uno, el máximo órgano judicial confirmó la absolución de Zabala, quien había sido procesado en marzo de 2012 por el juez Juan Carlos Fernández Lecchini, como “cómplice” del homicidio del maestro Julio Castro, registrado en agosto de 1977.

En mayo de 2014 el Tribunal de Apelaciones en lo Penal de 4º Turno había revocado el procesamiento de Zabala.

A raíz de ello, la fiscal María Camiño presentó un recurso de casación,  pero en las últimas horas la Suprema Corte de Justicia ratificó la absolución de Zabala.

El ministro de la Suprema Corte de Justicia Ricardo Pérez Manrique fue el único integrante, de los cinco componentes de la corporación, que se manifestó a favor de revocar el fallo absolutorio.

Pérez Manrique dijo, en declaraciones a El Observador, que “existen elementos de sobra para sostener la culpabilidad de Zabala”.

Agregó que el dictamen de la Corte de Justicia es “definitivo” y solo podría cambiar “en caso de que aparezcan nuevas pruebas, lo cual es prácticamente imposible”.

Los hechos

Zabala tuvo a su cargo la detención de Castro en la vía pública en agosto de 1977. Luego de ello lo traslado a un centro de detención clandestino ubicado en la calle Millán y Loreto Gomensoro.

Desde entonces, el maestro y periodista integró la lista de personas desaparecidas, hasta que en octubre de 2011 sus restos fueron encontrados en predios del Batallón N° 14 de Toledo.

La argumentación del juez Juan Carlos Fernández Lecchini quien consideró a Zabala como co-responsable del homicidio muy especialmente agravado de Castro establece que el policía “cuando ingresó al Servicio de Información y Defensa (SID) sabía que se integraba a la lucha contra la subversión, desde las Fuerzas Conjuntas”.

“Sabía que la lucha no era limpia. Zabala, eventualmente, sabía que colaboraba a una privación antijurídica de libertad, a unas lesiones personales que debieran calificarse de torturas y aun a una muerte. Él sabía que ejercía actividad preparatoria, eventualmente sabía que aportaba a una situación ilícita que podía ser la más grave: la muerte. Zabala contribuyó con la llamada ‘lucha contra la subversión’ sabiendo que la guerra era sucia”, indicó Fernández Lecchini en su fallo.

Cuando Zabala declaró ante el juez Fernández Lecchini, aceptó haber participado en el operativo de detención y traslado de Castro en 1977.

http://www.lr21.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: