Los migrantes en el contexto de la pandemia en EU: entre la absoluta desprotección y el abandono

Guillermo Castillo

….los migrantes irregulares y forzados son los nuevos excluidos globales. Su condición de marginados planetarios, entre otros procesos de violencia estructural, está relacionada a dos dinámicas. Por un lado, una vez en el país de destino, los migrantes son trabajadores explotados, cuya marginación no sólo reside en las horas extras ni en los bajos salarios, sino también en la falta de derechos laborales y servicios sociales. Por otra parte, al carecer de documentación migratoria y no tener ciudadanía en el país de destino y en marcos de injustificada criminalización, los migrantes no tiene acceso al respeto a sus derechos humanos, ni a la seguridad social básica que cualquier individuo debería de tener en las actuales sociedades modernas y democráticas. Urbano Arbide.

Para Balderrama, pensando que el mundo puede ser un sitio más justo e incluyente….

De acuerdo con estimaciones recientes de la Organización Mundial de la Salud, Estados Unidos se ha vuelto el centro de la pandemia del COVID 19 a nivel mundial (con casi 600 mil infectados y más de 24 mil muertes). Y, según el sitio de noticias Democracy Now y en el contexto de que Nueva York es la zona más impactada por contagios y muertes, dentro de los grupos más afectados están los latinos y los afroamericanos. Esto es debido a tres grandes procesos. (1) Por un lado, a la gran capacidad de contagio del virus (lo que explica su amplia dispersión geográfica en EU y el mundo entero). (2) Pero, por otra parte, en el caso de EU, a esto se ha sumado también el estructural y crónico deterioro, reducción y privatización de los sistemas de salud estadounidenses, situación derivada de décadas de políticas neoliberales y de libre mercado. (3) Finalmente, y como lo ha documentado Democracy Now y el New York Times, la pandemia se ha visto magnificada por la respuesta tardía, errática e ineficiente del gobierno de EU (caracterizada por la negligente e indiferente actitud del presidente norteamericano frente a la gran mayoría de la población).

EU es, además, desde hace décadas, uno de los países del norte global con mayor número de migrantes regulares e irregulares a nivel mundial. Particularmente, los migrantes irregulares se cuentan por millones y juegan un papel clave en diversos nichos productivos de la economía de ese país, desde la agricultura, la construcción, la manufactura, hasta el sector de servicios (turismo, actividades de limpieza, despachadores de tiendas, etc.). Estos migrantes no sólo fungen como fuerza de trabajo barata, flexible y altamente precarizada, sino que, al carecer de prestaciones y estar mal pagados y explotados, incrementan además notoriamente las ganancias de las empresas (en el marco de los procesos de aumento de la riqueza y de acumulación de capital).

Desde años atrás, y en el contexto del actual gobierno de EU, estos migrantes irregulares ya padecían una seria de procesos de violencia y exclusión (criminalización, redadas masivas, deportaciones, separación familiar y discursos y prácticas racistas), tanto por parte de instituciones gubernamentales, como de grupos nativistas xenófobos. Ahora, con la contingencia del COVID 19, su situación se ha vuelto a un más precaria en varios niveles [1].

  1. Por un lado, y como lo ha reportado La Jornada, al carecer de documentos migratorios y tener condiciones laborales parciales e incompletas, la mayoría de los migrantes irregulares (centenas de miles) no cuenta con acceso a servicios de salud y, en el contexto actual, están imposibilitados por recibir atención médica [2].
  2. Por otra parte, y en el marco de las medidas para contener la pandemia, periodistas de La Jornada han dado cuenta de cómo el proceso de aislamiento social y de suspensión de las actividades económicas significa la suspensión laboral temporal de millones de estos migrantes indocumentados. Especialmente afectados son aquellos que trabajan en actividades de construcción, manufactura, y servicios [3]. Ahora se han quedado sin el sustento con el que sobreviven.
  3. En cambio, hay otras centenas de miles de estos migrantes que realizan trabajos considerados “esenciales”, y que están en clara situación de riesgo y exposición al contagio del COVID 19. Son los dedicados a las labores agrícolas (que son casi 2.5 millones de jornaleros), o los que trabajan en servicios de mensajería o de limpieza de sectores clave (hospitales, tiendas de víveres, etc.) [4]. Estos trabajadores están en una aguda indefensión frente al virus, no sólo porque siguen expuestos a contraerlo, sino porque además, en caso de enfermarse, no tienen acceso a servicios médicos.
  4. Asimismo, el impacto de esta pandemia en EU tendrá efectos negativos y de larga recuperación para mucha gente y, en especial, para la población migrante [5]. Como resultado de la recesión económica que se avecina sobre el mundo y EU en particular, habrá contracción del mercado laboral y miles de estos migrantes irregulares perderán sus trabajos de manera definitiva, con lo que se incrementará más su situación de exclusión y vulnerabilidad socioeconómica.

Ahora, como antes de la pandemia, los migrantes indocumentados son de los grupos más excluidos y olvidados.

NOTAS

[1]https://www.jornada.com.mx/2020/04/11/mundo/024n1mun

[2]https://www.jornada.com.mx/ultimas/mundo/2020/04/11/migrantes-entre-las-mayores-victimas-del-covid-19-en-eu-9783.html

[3]https://www.jornada.com.mx/2020/04/11/mundo/024n1mun

[4]https://www.jornada.com.mx/ultimas/mundo/2020/04/11/migrantes-entre-las-mayores-victimas-del-covid-19-en-eu-9783.html

[5]https://www.jornada.com.mx/ultimas/mundo/2020/04/11/migrantes-entre-las-mayores-victimas-del-covid-19-en-eu-9783.html

Fuente:  https://desinformemonos.org/

A %d blogueros les gusta esto: