Confesiones de un falso especialista en Twitter



Este martes, Twitter rompió un tabú al subir los tirantes de Donald Trump para dos de sus tweets considerados «engañosos». Un ex trabajador de agencia explica cómo funciona el complejo sistema de engaño social.

Por Jordi Pérez Colomé (El País)
28/05/2020

Dirigí un equipo troll de diez personas. En el sector, encontramos equipos mucho más grandes ”: estas son las revelaciones de un gerente comunitario que ha pasado buena parte de los últimos diez años dentro de una agencia internacional que ofreció servicios de amplificación artificial de mensajes en Twiter. «He trabajado en proyectos en cinco países. Hay una demanda real para este tipo de contrato, que no se anuncia en las páginas amarillas ”, dice.

Basado en esta experiencia, ahora quiere revelar abiertamente cómo funciona este oscuro negocio que puede influir en la opinión pública.

En las últimas semanas, comenzó a contar algunos detalles al respecto en una cuenta de Twitter irónicamente llamada @thebotruso.

El País, que pudo asegurarse de que efectivamente había trabajado dentro de la agencia, intercambió docenas de mensajes con @thebotruso para descubrir cómo se prepara y funciona la ahora famosa campaña de bots y trolls para empresas. , partidos políticos o clubes deportivos.

El ex empleado permanece en el anonimato, ya que un contrato de confidencialidad le impide revelar información sobre el contenido específico de los contratos y la identidad de sus clientes en su puesto anterior.

Twitter no es un reflejo de la vida real. Sin embargo, los debates y opiniones que dominan la red social generalmente se abordan en los medios de comunicación. Parte de las cuentas que debaten en Twitter son falsas. Todo el problema es saber cuántos hay o, aún más difícil, identificar cuáles son y conocer su influencia. «Me gustaba llamar la atención de algunos periodistas. Es bueno para el ego cuando un periodista toma el contenido de su cuenta de troll como fuente de sus artículos. Además, ayuda a ganar visibilidad ”, dice @thebotruso.

¿Cuál puede ser el impacto de este pequeño juego en quienes lo practican? “Todos estábamos perfectamente conscientes de lo que estábamos jugando. Me gusta hablar sobre juegos de azar. Mi consejo para todos siempre ha sido tomarlo como parte de Risk, porque es muy fácil tomar los proyectos demasiado en serio y, a veces, resulta difícil administrar la diferencia entre su cuenta troll y tu mismo.

Afortunadamente, ningún miembro de mi equipo ha tomado una licencia por enfermedad, depresión, ansiedad o algo así. «

Por defecto, el término bot se usa como sinónimo de una cuenta falsa de Twitter. Sin embargo, un bot es simplemente una cuenta automatizada, que no es necesariamente falsa. Hace unos años, los bots eran las principales herramientas utilizadas para amplificar mensajes: re-twittearon o les gustaron miles de veces y facilitaron la obtención de seguidores. Este sigue siendo el caso, pero Twitter y los usuarios están cada vez más atentos, por lo que ahora se eliminan fácilmente.

La agencia de @ Thebotruso tiene software para programar bots. Luego, los agentes instruyen a estos bots para que realicen tantos re-tuits de dichas cuentas y para lanzar tweets pre-escritos en momentos pre-definidos. Es simple y económico. «Continuamos trabajando de esta manera para amplificar el contenido, pero debemos tener cuidado, ya que puede dañar la reputación del cliente», explica.

Para evitar esto, hay varias soluciones para humanizar o disociar estos bots de una campaña: «Los bots no van a re-tuitear todo lo que se mueve. Si realiza acciones con un troll en particular, genera un modelo que permitirá a un analista de datos de competencia descubrir los rumores «, dice.

Los bots tampoco seguirán la cuenta del cliente que paga, en caso de que se descubran algún día. «Si tomamos la causa separatista como ejemplo, los bots seguirán diferentes partidos, representantes políticos y asociaciones, pero no el cliente final», explica. Las cuentas también se controlan para detectar cuándo un usuario real está interactuando con un bot. En este caso, un empleado interviene para responder.


2. La clave, son dos tipos de trolls.

El troll se define generalmente como un usuario pícaro y descarado. Estas fueron las cuentas destacadas de la agencia. Cada empleado podía administrar treinta cuentas con su comportamiento humano. Los trolls se dividieron en dos categorías: alfa y beta.

Las cuentas alfa estaban difundiendo el mensaje. Comenzaron con una estrategia de «sígueme y te sigo» para ganar influencia, sus primeros tweets fueron apoyados por bots, y luego interactuaron con grandes cuentas para llamar la atención.

Los trolls beta son guerrilleros. Su propósito es generar críticas. Estas son cuentas que responden a tweets de personas famosas con insultos o amenazas. «Los objetivos del ataque beta ven las respuestas a sus tweets y, en general, terminan censurándose cuando tuitean sobre ciertos temas. Son incómodos e intentan mantener un perfil bajo. Este sistema es muy efectivo. Es por eso que siempre tiene demanda y se perfecciona constantemente. Los usuarios siempre están siendo engañados ”, dice.


3. El objetivo: engañar a Twitter

Parte del trabajo es evitar que se detecten los esquemas y aumentar la probabilidad de éxito: «Los trolls no se siguen y las interacciones entre ellos deben ser limitadas para liderar varios grupos de conversación y porque La relación regular entre dos o más trolls pondría en peligro toda la operación ”, dice nuestro agente. Utilizando una herramienta utilizada a menudo por los analistas, llamada Gephi, las cuentas se asignan para ver si se pueden detectar enlaces entre trolls. “Estos Gephis podrían revelar las relaciones que existen entre nuestras cuentas (trolls y bots); nunca se puede ser suficientementecuidadoso «, agrega.

En todas estas operaciones, hay otro objetivo permanente: evitar modelos repetitivos. «Cada cuenta administrada por un troll debe escribir de una manera diferente: los humanos tienden a usar ciertas expresiones y patrones de escritura, como poner signos de exclamación o terminar oraciones con puntos suspensivos», explica. él.

Los trucos para engañar a Twitter son aún más importantes con los bots automatizados: “Todos los bots se basan en el mismo software, pero se dividen en varios grupos. Cada grupo usa una API [herramienta para usar Twitter automáticamente – Nota del editor], y la dirección IP cambia al azar. Usamos hasta 3.000 o 4.000 cuentas en la misma API, e incluso podríamos agregar más. El problema es que si muchas cuentas tuitean bajo la misma API, Twitter puede terminar bloqueándolas «, dijo. Aunque estas herramientas le permiten administrar miles de cuentas, debe personalizarlas una por una con una foto, un nombre y una biografía. Un trabajo que lleva demasiado tiempo aceptar que Twitter finalmente elimina 2.000 a la vez.


4. Cada campaña tiene un plan

Cada campaña se prepara con análisis de datos y objetivos diarios. Bots y trolls no se crean desde cero. Antes de una campaña, los científicos de datos analizan las conversaciones sobre el tema que le interesa al cliente: un partido que quiere ganar las elecciones, una empresa que quiere derrotar a un competidor o un club deportivo que tiene problemas de credibilidad. «Observan la cantidad de cuentas que participan en un debate y determinan cuánto se necesitaría para tener influencia», dijo.

También se realiza un análisis para conocer la opinión de los influyentes en esta área: «Hacemos una lista de cuentas favorables y oponentes, y analizamos el peso de cada uno de ellos», agregó. Esta información es esencial para el buen funcionamiento de la campaña: «Entonces, el troll sabe con qué usuarios debe interactuar para crear un grupo, a qué debe responder, a qué debe hostigar con beta, o cuáles ni siquiera merecen eso. él pierde su tiempo. No es lo mismo lanzar una cuenta oculta o una enorme cantidad de información. El troll alfa sabe a quién dirigirse, en qué tono y transmitir qué mensaje. «

Una campaña puede costar hasta un millón de euros. El cliente espera resultados concretos y demostrables. Una campaña promedio puede requerir entre 1,500 y 2,000 bots y trolls.

Si los Twittos comunes inician sesión en Twitter para mantenerse al día con las noticias, estos agentes que administran cientos de cuentas falsas tienen un plan diario. Es como si todos los días, un líder de la mafia lanzara un grupo de comando en la ciudad con un plan cuidadosamente preparado para llevar a cabo una serie de misiones concretas y así sembrar el pánico sin que nadie se dé cuenta. El objetivo es hacer que las personas crean cosas que no son ciertas: no solo a través de información falsa, sino también

3201/5000a través de acciones que muestran que hay más personas que creen en algo de lo que realmente es. Podríamos comparar esto con una encuesta falsificada. Y, por supuesto, no es raro que compitan equipos con objetivos diametralmente opuestos.

Todo esto no es solo teoría: los efectos de estas campañas se sienten incluso en el mundo real. «La gente generalmente solo da su opinión cuando se siente apoyada por el grupo», dijo el agente.

Estas acciones en las redes abren el camino a opiniones extremas. De repente, vemos que podemos criticar abiertamente a los inmigrantes o las mujeres. Puede que no se diga sin rodeos, sino con memes o palabras de código. Pero la crítica está ahí. Y es imposible saber si estas cuentas son administradas por un puñado de empleados en una oficina.
5. La creación de un «tema de tendencia»

Las soluciones para obtener un tema de tendencia (temas de tendencia en Twitter) eran más limitadas, pero la estrategia era clara. La agencia trabajó durante días para alcanzar su objetivo. «Primero tienes que elegir una fecha y una hora. Tratamos de evitar caernos al mismo tiempo que ciertos eventos como un partido de fútbol o un episodio de Gran Hermano «, dijo @thebotruso. «Elegimos un hashtag, que sobre todo nunca se debe haber utilizado, porque en este caso, sería más difícil colocarlo». Estamos reuniendo un equipo de escritores que escriben miles de tweets durante días para ser publicados en la red de bots «, agregó.

Los usuarios reales también están advertidos sobre la campaña. «Enviamos mensajes a personas de ideas afines para advertirles sobre la acción planificada: en ese día a esa hora, sacaremos un hashtag para quejarse, lo invitamos a participar para que este tema se convierta en un tema de tendencia y que podamos ser escuchados. «

Luego llega el gran día: “Los analistas estiman cuántos tweets necesitamos para estar entre las tendencias. Lanzamos los tweets en la plataforma bot. El cliente publica el primer tweet. La red de bot se pone rápidamente en funcionamiento. Tiene que haber un máximo de tweets en un período de tiempo muy corto. Los trolls alfa publican tweets de alto impacto. Los analistas de datos hacen un seguimiento sobre si se deben lanzar más tweets o si se debe frenar la red bot. Los trolls beta apoyan la acción, responden a las críticas y alientan a otros usuarios que comparten la misma ideología. «

Una vez que la misión haya terminado, tenga éxito o no, oculte la evidencia: «Detuvimos el trabajo de los bots y limpiamos: las cuentas de bot publican tweets y retweets sobre otros temas para que si alguien viene a observar estas cuentas, no significa que simplemente vinieron a tuitear sobre el tema de tendencia para irse a la cama. Al igual que los bots, los trolls pueden seguir tuiteando por un tiempo antes de limpiar. Y finalmente, «preparamos un informe para el cliente».

¿Cómo?
… engañar a un periodista Los periodistas a menudo no se dan cuenta de lo fácil que es transmitir información falsa. Esta es una de las razones por las que @thebotruso creó su cuenta: quiere compartir su experiencia y tratar de advertirnos del peligro. “Ustedes que trabajan en los medios no siempre conocen estos ecosistemas. En cierto modo, es fácil engañar a un periodista. Siempre está buscando información y hoy Internet ofrece una fuente considerable de información. Si un periodista se encuentra con su contenido y ve que es respaldado por muchas personas y es lo que quieren (o deberían) comunicar, definitivamente lo obtendrán. «

… Hacer una encuesta Los bots son muy útiles para ganar una encuesta en Twitter. Así es como funcionó: «Estamos localizando la encuesta y tomando una captura de pantalla. Hacemos un cálculo para averiguar cuántos votos se necesitan para revertir los resultados y conocer el valor de cada porcentaje. Configuramos la máquina para que gane la respuesta deseada. Y monitoreamos para asegurarnos de que todo funcione correctamente. «

Fuente: https://plus.lesoir.be/303555/article/2020-05-28

Traducido por: A. Gonzalez



A %d blogueros les gusta esto: