Uruguay – Una ola de frío confina aun más a las personas

«La ausencia de contacto nos disuelve

Esperamos algo que no sabemos  que es

sumidos en un tiempo que se dilata

Sabremos pensar el mañana  ?»

La ola de frío  del mes de julio, confina aun más a las personas, las actividades sociales; no así las laborales. Los titulares desfilan, las imágenes nos sacuden una y otra vez , la vida y la muerte , todo el tiempo como la risa y el llanto con sus ritmos sincopados nos ponen en estado de alerta, tensando las rutinas cotidianas.

Un hombre murió de frío solo, otro se inmoló en plena Avenida 18 de Julio en Montevideo y apenas unos días pasados otra noticia nos corta la respiración; prendieron fuego a un hombre que dormía  en la calle. Este hecho amerita que nos detengamos un poco  a fin de expresar  nuestros sentires. La sociedad uruguaya no es ni pacífica , ni desprejuiciada; nada de ello, es violenta , racista y clasista.  Hoy convive con los fantasmas del pasado sin atinar a otra cosa que no sea callar y consentir. Señalar y mirar para otro lado . Lo que ha ocurrido es un drama que en sí no es nuevo forma parte de esa otra sociedad que se pretende ocultar. La actual pandemia opera como un debelador de la otra realidad invisibilizada por los discursos hegemónicos y los grandes medios de comunicación. Esto se suma a una situación de creciente vulnerabilidad por parte de miles de personas, que obedece a lo que el propio sistema económico imperante las   va expulsando hacia las márgenes de la sociedad. La problemática por la cual atraviesan miles de personas sin techo, solas, que deambulan por la ciudad es bien compleja y abarca igualmente aspectos psicosociales, afectivos y culturales que no se solucionan solo con un plato de comida.

 Las personas sin techo son llevadas  a los  refugios en donde convergen ,aparato represivo y  asistencia básica: higiene, cama y comida. No sabemos muy bien si además hay alguna forma de contención y atención psicológica . Difícil de imaginar el recuperar tanta indigencia en una sociedad que no cambia ni en un ápice su modo de vida, en donde el modelo es el mercado y dios el dinero. Hay mucho marketing con todo este despliegue , mientras la LUC  ( Ley de Urgente Consideración) y sus medidas regresivas se impondrán sin que la Central Obrera  ofrezca una real y contundente movilización .Hoy leemos en un titular de prensa, que el Partido Socialista  llamará a una gran coordinación  contra la LUC . No podemos creer que no estén enterados que ya  hay más de 50 colectivos que vienen coordinando distintas marchas e intervenciones contra la LUC. , pensamos que están llegando tarde. La LUC ya es un hecho y revertirla no será nada invidente ; de ahora en más  será palmo a palmo , en cada lugar de trabajo, en cada barrio, en cada olla, que se articulará la resistencia. Parece que hay quienes   se consideran a sí mismos dueños de la verdad , negando la existencia de sectores sociales que han perseverado en su sistemática resistencia antisitémica . Claro ,ahora quieren el control de lo que se les está escapando de las manos, el movimiento social.

Será en los territorios de vida , trabajo y estudio, en donde tocará  desplegar autonomías, autogestión, ayuda mutua, economía solidaria. Lo volvemos a repetir , el mundo se cae a pedazos y no es  con parches que se van  arreglar las cosas; nos va la vida y esto requiere cambiarlo todo . El emprendedurismo, la formación permanente, la esclavitud del trabajo al servicio del sistema , solo perpetuán la más terrible de las explotaciones , la auto explotación.  La realización personal, es mera ilusión y solo encierra al individuo en una burbuja individualista e insolidaria. Estamos mal , hemos agotado al planeta  y el covid 19 nos muestra que son nuestras formas de producción y consumo que provocan las pandemias. Ante esto pensamos que hay que nombrar las cosas, los problemas , las ideas, los proyectos. El capitalismo es devastador, los progresismos no se metieron con el gran capital, solo fueron administradores del mismo . Le hicieron el culto a la empresa y a los inversionistas. La pobreza, la indigencia no son fenómenos de hace algunos meses, sino que se vienen acumulando en las sucesivas crisis. Nadie ha tenido la intención política de encontrar soluciones, muy por el contrario se ha gobernado para las grandes corporaciones con algunas políticas de asistencialismo, que en coyunturas como las actuales se caen como un castillo de cartas.

Claro , nadie tiene la barita mágica de la solución a los problemas, ni posee la verdad; hay que inventar todo , como si naciéramos ahora. Despertamos en la oscuridad y salir de ella llevará tu tiempo. 

Caminamos por las calles de la ciudad y vemos por aquí por allá pequeños comercios cerrados.

Un grafiti dice;  QUE LA CRISIS LA PAGUEN LOS RICOS ! y más adelante otro; NINGÚN TRABAJO DIGNIFICA !  

Un joven atraviesa el parque con un colchón a cuestas, busca desesperadamente un lugar en donde acomodar su cuerpo errante. Una pregunta nos toma por asalto , Cuántas viviendas vacías hay en todo el país, cuantas torres vacías en Punta del Este ?  Pero no, los pobres de la calle, terminarán en un cuartel y los allanamientos nocturnos traerán más problemas que soluciones . La Pandemia ha terminado por regular toda la vida en sociedad, las industrias de las nuevas tecnologías se abren paso en medio del caos y los sistemas de control se imponen de forma generalizada. Todo ha sucedido de manera vertiginosa y no nos encaminamos hacia los mejor , muy por el contrario. Pero a pesar de todo , no queremos terminar esta crónica sin decir  que el abajo se mueve en una  serie de iniciativas solidarias,  de resistencias; seguramente en algún momento  pensamientos y deseos se materializaran en algo nuevo.

Sandra Petrovich

para alternativas

julio 2020

Un comentario en «Uruguay – Una ola de frío confina aun más a las personas»

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: