Argentina – Pensar en el cuidar

La Red de investigadoras del CONICET y especialistas en cuidados paliativos, promueven legislaciones, protocolos y espacios multidisciplinarios de investigación, debate y formación para la humanización de la medicina, la distribucion equitativa de las tareas de cuidado y sobre todo el respeto de la dignidad de las personas en el fin de vida.

Autor de la nota: Belén Acuña

Belén Acuña

Publicado el 8 de Agosto de 2020

Imagen de la nota 'Pensar en el cuidar'

Investigadoras e investigadores del CONICET y expertas y expertos en cuidados paliativos, presentaron en un encuentro virtual, la Red de Cuidados, Derechos y Decisiones en el Final de la Vida con el objetivo de contribuir a mejorar las legislaciones vigentes y la atención de todas las personas para garantizar plenamente sus derechos.

La red tiene actualmente dos documentos fundamentales con los que busca difundir y concretar aportes que desde hace años sus miembros investigan pero en el contexto de la pandemia se han vuelto urgentes. Por un lado, las y los especialistas trabajan en consideraciones, propuestas y recomendaciones para el tratamiento integral en relación con el final de la vida en instituciones de salud, particularmente en contexto de pandemia. Y por el otro, en impulsar las legislaciones necesarias para que la dignidad de las personas sea respetada hasta el ultimo día de sus vidas y en este sentido, la Ley Nacional de Cuidados Paliativos se configura como una necesidad imperiosa.
De la presentación de la red participaron Samuel Cabanchik, Doctor en filosofía, Investigador del Conicet, ex Senador Nacional por la Ciudad de Buenos Aires (2007-2013); Florencia Luna, Doctora en Filosofía, Investigadora Principal del Conicet, Directora del Programa de Bioética de la Flacso que trabaja en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS); Eleonora Lamm Doctora en Derecho y Bioética, Subdirectora de Derechos Humanos de la Suprema Corte de Mendoza, integrante del Comité Nacional de Ética en las Ciencias y en las Tecnologías e integrante de la Red de Bioética UNESCO; Ana Domínguez Mon, Doctora en Antropología, investigadora y docente en la Universidad de Río Negro; Vilma Tripodoro, Doctora en Medicina Paliativa Salud Bienestar y Calidad de Vida, Miembro de la Comisión Directiva de Pallium Latinoamérica, Coordinadora de la Red Impall y Jefa del Equipo de Cuidados Paliativos del Instituto Lanari (UBA)
“Tenemos el derecho y el deber de acompañar al otro en su vulnerabilidad y en el final de la vida. Nos estaría faltando una Ley de Cuidados Paliativos”, destacó durante la conferencia de presentación de la Red, el Dr. Cabanchik. En este sentido la Dra. Vilma Tripodoro aportó los resultados de uno de los estudios realizados por las y los investigadores que reveló por ejemplo que “en una región sanitaria de la ciudad de buenos aires en el sistema público de salud, uno de cada tres pacientes ingresados al sistema de salud tenía una enfermedad crónica evolutiva y estaba probablemente en el último año de vida con necesidades paliativas; esto se corresponde con otros estudios internacionales, y no existe todavía en la ciudad de buenos aires una ley de cuidados paliativos y no existe en el país todavía una ley que garantice la accesibilidad y la cobertura de los cuidados paliativos” Además, la coordinadora de la Red Impall que investiga de forma colaborativa los procesos de fin de vida en toda latinoamérica, agregó que en todo el país “haciendo una cuenta rápida serian unas 600 mil personas que tendríamos que atender” en este momento donde la única normativa, el incipiente programa de cuidados paliativos es “completamente errático”.
Los cuidados paliativos “destinados a mejorar la calidad de vida de las/los pacientes, sus familias y sus cuidadoras/es, con especial atención en el proceso del  final de la vida y el duelo” según detalla la Red en su documento, son un enfoque interdisciplinario e integral de la salud. Actualmente el proyecto de la Ley Nacional de Cuidados Paliativos se encuentra con media sanción de Senadores en el Congreso esperando ser tratada por la Cámara de Diputados. Pero la necesidad de una legislación que promocione y que establezca los cuidados paliativos como un enfoque integrado a los sistemas de salud se intensifica con la pandemia.
La Dra. Ana Domínguez Mon, explicó que “en cada sociedad existen consensos acerca de qué son y cómo pueden llevarse a cabo los cuidados.” En este sentido la pandemia sacó a relucir con urgencia y desesperación lo necesario qué son los cuidados en el final de la vida, que no son incluidos actualmente como parte de las urgencias por los planes epidemiológicos a nivel mundial, pero tampoco en el tiempo anterior a la pandemia en nuestro país. 
La Dra. Lamm resaltó que “En situación de pandemia se profundiza el sufrimiento; y la muerte aislada, en soledad, impone una condición de sufrimiento que agrava para el paciente, para el entorno afectivo y para la sociedad en su conjunto las consecuencias emocionales en el proceso del duelo.” por ello para la Doctora, este contexto reúne las condiciones necesarias para darle absoluta prioridad al debate que propone la Red en torno a la humanización de la medicina y el cuidado “es momento de que contemplemos el morir en dignidad como parte de los distintos fuegos que se tuvieron que apagar en el momento de pandemia”.
“Tenemos por un lado el aislamiento obligatorio y por el otro la obligación ética de brindar a los pacientes y a su entorno afectivo un derecho a despedirse en persona y una vez producido el fallecimiento. Y en esto la Red decide facilitar, humanizar y garantizar procesos éticos centrados en las personas”, subrayó Lamm al tiempo que junto con las y los investigadores de la Red explicaron que uno de los principales objetivos es generar intercambios multidisciplinarios para aportar a la formación de las y los que toman las decisiones y quienes las concretan acerca de los cuidados de las personas en proceso de morir, su círculo afectivo y de las y los profesionales que intervienen en el caso.
Las y los investigadores de la red no solo se especializan en distintas áreas disciplinarias como la Medicina, la Psicología, la Filosofía, el Derecho, la Bioética, entre otras, sino que también buscan aportar a la humanización de la medicina con perspectiva de género. En este sentido tanto Lamm como Domínguez Mon resaltaron que las mujeres son en gran mayoría quienes se hacen cargo de las tareas de cuidado, también en el final de la vida, y que esto no es reconocido por la sociedad ni por las instituciones. Lamm detalló que el 70% de las personas que trabajan en la salud son mujeres y que teniendo los mismos o más conocimientos y carga de tareas que sus pares varones, cobran un 25% menos.
Por su parte, Domínguez Mon se explayó en como las tareas de cuidado recaen casi en totalidad en las mujeres y que esto va en detrimento de su propia salud sobre todo en la pandemia, donde el cuidado a niños y niñas, personas mayores, personas con discapacidad y personas enfermas se intensifica por ser a tiempo completo y en un contexto muy complejo. Por esta razón, la antropóloga aseveró en nombre de la Red que “Es preciso que quienes deben realizar las tareas de cuidado, sean acompañantes terapéuticos, operadores de calle, agentes sanitarios o todo trabajador de la salud, varón o mujer; puedan distinguir entre trabajo, remunerado y realizable, y deber moral o afectivo.”
En este marco protocolos que cuiden a las y los trabajadores de la salud y las políticas públicas que repartan de forma equitativa las tareas de cuidado para que no recaigan únicamente en las mujeres, se hacen indispensables para atender la pandemia y en general para construir una sociedad con más salud y más igualdad.
Con estos dos ejes fundamentales, la Ley Nacional de Cuidados Paliativos y la humanización y la perspectiva de género entre las urgencias de la pandemia, la Red comienza a dar un debate necesario e inminente en nuestro país.

Fuente: https://infonativa.com/nota/view/pensar-cuidar

A %d blogueros les gusta esto: