La olla se planta

Por Reactiva Contenidos

La olla comenzó a funcionar el 1° de abril promovida por el colectivo “La Placita” de Pajas Blancas, que se organiza hace unos diez años en los que ha sido responsable de arbolar algunos predios, crear un escenario abierto e instalar juegos para la comunidad entre otras actividades. En el surgimiento de la olla, ante la emergencia sanitaria, se gestiona el uso del Club Social del barrio, el cual generosamente nos brinda sus instalaciones. Es una actividad sin fines de lucro y en beneficio de las personas del barrio.

Angela Artola, integrante del colectivo, nos cuenta que es fundamental trabar en propuestas que trasciendan la necesidad inmediata. Con ese objetivo es que nacen las huertas y se construyen cocinas económicas como búsqueda de autonomía tanto en la elaboración como en la producción. Ambas propuestas, además, son incentivadas desde una modalidad de taller y apuestan a la autogestión y solidaridad como pilar. Se aspira no solamente a producir alimentos sino también formación y a desprenderse de la comida única que significa la olla.

En esta búsqueda de autonomía alimentaria el reconocimiento del barrio y los recursos naturales disponibles son esenciales. Se observaron dos zonas, una arenosa y una apta para el cultivo directo. A partir de esa división es que se usaron cajones hechos con pallets donados para las familias con suelos arenosos, y se trabajó en la apertura de canteros para quienes tienen tierra disponible. Se consiguió una donación de plantines de hortalizas variadas de estación y se han instalado ya unos 14 cajones más unas 4 huertas en suelo.

A partir de esta experiencia se despertó el interés por la Huerta Comunitaria. Es así que actualmente con un colectivo de 12 núcleos aproximadamente, se viene limpiando y preparando tierra, así como el cerramiento de un terreno prestado de una vecina que integra la Huerta Comunitaria. Recibimos de la Red de Semillas Criollas un kit para la huerta, el cual es un insumo importantísimo. A partir de esa donación hemos realizado algunos talleres sobre cómo plantar, los cuidados a tener en cuenta, la influencia del sol, el compostaje, buenezas y malezas. El plusvalor del kit que recibimos es que son semillas que se vienen cuidando hace mucho. Se intercambian sin un valor económico de por medio salvo su preservación, reproducción y cuidado. Al mencionar lo importante de no cortar los ciclos es inevitable hacer un paralelismo con la vida misma.

Angela resalta que lo que les une es que son del barrio y quieren cuidar la vida en la forma más pura. No hay diferencias en eso y cada uno aporta su recorrido. Cada integrante es responsable de que las tareas recaigan en todo el colectivo y no en un solo individuo. En un resumen que nos hicieron llegar nos cuentan “siempre fue norte claro del grupo de vecinos que inició la olla, que esta fuera una olla “auto organizada”, en la cual todos sus integrantes sean protagonistas activos. La organización de esta olla es en base a comisiones y asambleas. Todas las decisiones se toman en estas asambleas, que son abiertas y en las cuales se espera participen todos los interesados. De esta asamblea surgió hace algunas semanas la necesidad de exigir participación a todos los núcleos que deseen integrar la olla, así como otras normas de funcionamiento referidas a la asistencia”.

Al trasladarle desde Reactiva la preocupación de que pasada la crisis estos proyectos puedan desarticularse Angela nos reafirma que la intención es concientizar sobre una necesidad primaria que trasciende la crisis. Insiste en que necesitamos pensar que lo que compramos en otro lado no es de calidad para nuestros cuerpos. Sostiene que hay que con conectar con la abundancia de la tierra y con la posibilidad de trabajarla en un espacio colectivo. “La gente se acerca con el interés de intercambiar y aprender. Les interesa expandir un modo de vida”. Es importante, además, intentar “salirse de la rosca del consumo por el consumo”.

Escuchar audio

Un comentario en «La olla se planta»

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: