Poesía en la calle – X Sandra Petrovich

 

Los relojes avanzan las estaciones se suceden, los abrazos se postergan, ronda la muerte y el horizonte desaparece sin dejar lugar al trueno, al estallido de la tormenta.

Distraídos por los recuerdos , la virtualidad nos propulsa a otras dimensiones.  La rutina se repite esperando siempre que algo suceda, algo liberador, esperanzador.  Todo el afuera conspira contra los cuerpos expectantes, aprisionados , dependientes, sumisos.  Adentro es el otro mundo cerrado que espera, sueña o delira.  Hemos dado la vuelta a todas las conjeturas, análisis de los porqué, pero nada parece moverse de su lugar; estamos en pausa.  Paréntesis, un entrecomilladlo, quien sabe . Todavía escuchamos fervientes discursos revolucionarios, rememoramos otros tiempos, pero el deseo  estrangula y muta en agresividad hacia el otro. Vivimos en un campo minado de odio .  En el reflejo de las imágenes nos perdemos adentro del laberinto de las creencias, de la fe rota.

Por suerte la poesía salva y ella salió al encuentro de los curiosos y escasos transeúntes un fin de semana de carnaval; a contramano de toda aglomeración, en la principal avenida céntrica de la ciudad de Montevideo.

Desplegados al viento cubre bocas de papel con fragmentos de poemas , expuestos en un tendal se ofrecían generosos a quienes quisieran acercarse, leer, hacernos preguntas , intercambiar vivencias.  Durante algunas horas allí estuvimos con el apoyo de algunas amigas y compañeras, sentimos que algo nos estaba pasando, circulaban las ganas de sembrar poesía como quien siembra para comer.  Tenemos hambre de encuentros , queremos desbocarnos para decir, gritar, formular, afirmar, disentir, opinar, accionar.  La tarde ya nos dejaba ; quedaron allí en el tendal algunos poemas .  De lejos los contemplamos y nos prometimos volver a encontrarnos en ferias y plazas . En cualquier esquina desplegaremos versos, habrá  que estar atentos.

 

«Pondremos a resguardo el poema prometido

el libro prohibido

Acallaremos los altos parlantes apocalípticos

batiremos el ritmo nervioso de los deseos»

 

 

 

Sandra Petrovich( artistas plástica, poeta)para Alternativas

A %d blogueros les gusta esto: