De la «Guerra no Convencional» a los Narcoestados como Geoestrategia Estadounidense

No cabe duda de que el Desastre de Afganistán es una gran derrota para el Imperio Estadounidense que se engloba dentro de una serie de derrotas estratégicas más profundas, sobre todo en lo concerniente a sus doctrinas militares y económicas. Se avecinan grandes cambios a nivel políticosocial mundiales.

 

Vamos a centrarnos en los aspectos estratégicos militares más generales, pero que son el fundamento teórico que practica en todos los países que interviene. Nadie que quiera entender la geopolítica puede ignorar el hecho de la necesidad del establecimiento de redes de tráfico ilegales de mercancías a gran escala, porque son tan importantes como el tráfico ilegal de capitales.

Los actores son un Poder establecido en un territorio que controla formal o informalmente los recursos, y un contrapoder que pugna por ocupar el nicho del poder establecido. El poder establecido puede ser formal, esto es reglado y sometido a sanción pública, o informal, simplemente ejercido.

El teatro es variable, desde un barrio, a un pueblo, una provincia o un país entero. Es decir, en un mismo teatro pueden coincidir y solaparse gobiernos e insurgencias e incluso cohabitar pacíficamente.

Los tres recursos más importantes son: dinero, población y territorio.

Los tres ámbitos que se deben controlar son el político, económico y social a demás del militar.

Y todo llevó hasta Afganistán. Cronología

Sus bases teóricas se asientan en los 60s, con la creación de «La Escuela de las Américas«. Desde entonces se establece la «Contrainsurgencia y Guerra no Convencional» como base doctrinal para la intervención militar en Sudamérica.

En 1971 Nixon declara la «Guerra a la Droga «War on Drugs», por lo que se arrogaba el poder de intervención sobre países productores de la preciada materia. Toda Centroamérica fue su víctima, en particular las áreas de influencia de la URSS en América.

En 1991 la URSS se disuelve, y con ella languidecen y mueren poco a poco los movimientos insurgentes comunistas más importantes: Tupac Amaru, Sendero Lunimoso, Ejército Zapatista, FARC. USA puede comenzar a explotar plenamente los territorios.

En 2001 GW Bush proclama la Guerra al Terror «War on Terror».  Lo celebran ocupando Afganistán.

El país se convierte en el primer productor mundial de opio con un 84% de la cuota. El ejército americano comienza la explotación total del territorio. Establece un gobierno títere satelitado por una corte de señores de la guerra productores de opio; antiguos colaboradores anticomunistas. Mientras, caen unas 7.000 bombas al año, acaban con unas 200.000 civiles y la mayoría de infraestructuras de servicio. El crimen organizado trabaja para EEUU. Afganistán se convierte en un narcoestado.

En 2009 el presidente Afgano A Karzai debe abandonar su puesto de Presidente acusado de corrupción. El 14 de Agosto de 2021 su sucesor A Ghani abandona Kabul tras la desbandada del ejército americano, escapa con 65 millones de €. El presidente Americano J Biden en su alocución a sus medios nacionales del 16 de agosto 2021 explícitamente declaró que la invasión americana «no era una operación de contrainsurgencia, sino de contraterrorismo». Lo que para muchos podría ser una declaración anodina para otros es un reconocimiento tácito de la práctica estratégica americana. EEUU se convierte en otra víctima que cae en la «Tumba de Imperios».

 

Guerra no Convencional

 

La «guerra no convencional» es la guerra cuyo fin es el establecimiento de un contrapoder por medio de las tácticas de guerrillas; es decir, por el establecimiento de una Insurgencia. Aunque de bases antiguas se desarrolló como práctica moderna de la Guerra Asimétrica a finales de la 2º Guerra Mundial por el establecimiento de Avanzadillas infiltradas por los Grupos de Operaciones Especiales para formar «la Resistencia» en Francia contra la ocupación alemana o los partisanos en Italia contra las fuerzas fascistas entre otros. Pero tal vez el ejemplo más característico lo tenemos en la organización de la Contra nicaraguense de 1979.
 

Sus principales características generales a destacar son:
-Opera detrás de las líneas enemigas, en territorios ocupados por un «poder» con capacidades ejecutivas.
-Su propósito es establecer un Contrapoder que poco a poco ocupe más territorio hasta desplazar a las fuerzas enemigas.
-Su táctica primordial es el sabotaje, sobre todo por incautación de pertrechos.
-Su funcionamiento operativo inicial es autónomo y generalmente autofinanciado. Por lo mismo son descentralizadas e independientes. Solo después de un tiempo, al inicio ocasionalmente, son capaces de coordinarse.
-Para su coordinación se necesitan redes de contrabando, tráfico ilegal de bienes, que eviten las incautaciones y aseguren la manutención. Estas redes son a demás fuente inagotable de información para inteligencia.
-Según se despliega en un territorio niega los recursos al enemigo, debilitándolo.

Cuando se habla de infiltración, recolección de información militar y logística tras las líneas enemigas indefectiblemente hablamos de las agencias militares. Durante la 2ªGM en EEUU fue la OSS. A partir de 1947 es la CIA.

La creación de «Insurgencias» se suceden por todo el globo a partir de la 2ªGM, generando grandes movimientos populares. Los Aliados se apoyan en las mafias locales para pertrechar las «Resistencias». Posteriormente durante la Guerra Fría, con el choque entre el bloque estadounidense y soviético ven en el tráfico de estupefacientes una síntesis de sus prácticas económicas, políticas y militares.

A raíz de estas insurgencias políticas locales se establecen lo que serán las futuras mafias. Al caso nicaragüense le podemos añadir el de los cárteles colombianos de Cali en los 70-80, cuyo exponente fue el capo más famoso del mundo, Pablo Escobar, colaborador de la CIA. También en los 80 el régimen Talibán es apoyado por la CIA.

Contrainsurgencia

La contrainsurgencia son las operaciones destinadas a eliminar un contrapoder en un territorio. En la práctica significa fortalecer un estado hasta hacerlo operativamente eficaz, lo que lleva a establecer gobiernos capaces de reconocer quiénes son la insurgencia y capaces de usar los medios operativos efectivamente.

Los principales puntos a destacar es que funciona justamente al revés de las insurgencias:
-Lo ejerce quien controla un territorio sobre su propio territorio, generalmente un Gobierno.
-Su propósito es mantener el funcionamiento normal de los procesos.
-Sus tácticas son represivas y de contención. Pueden ser formales, por medio de ejército o policía,. o informalas, por medio de paramilitares.
-Su funcionamiento es centralizado y dependiente de las instituciones establecidas.
-Su repliegue significa disminución de recursos.

Se desarrolló militarmente hacia principios de los años 50s para luchar militarmente contra la influencia soviética sobre todo en Sudamérica. A partir de los 60s se emplean también métodos paramilitarmente por medio de las «contra». Los gobiernos de los distintos territorios son los primeros interesados en frenar a las insurgencias organizadas, o por lo menos controlarlas, ya que de ello depende la funcionalidad del propio estado y con ello su existencia.

El caso palmario de empleo de las contrainsurgenciaspor EEUU fue el Caso Iran-Contra, dentro de la Guerra Iran-Irak de 1980. EEUU apoyaba públicamente a Irak, mientras que Iran lo era por la URSS. EEUU utilizó a la contra nicaragüense para pertrechar de misiles a Iran.

De la Insurgencia a los Cárteles

Hay que entender que mientras las insurgencias prosoviéticas son internacionalistas, socialistas y aconfesionales las proestadounidenses son de corte nacionalista, capitalistas y confesional, es decir, netamente reaccionarias. Este hecho ideológico de su naturaleza es central para entender el desarrollo de los acontecimientos mundiales después de 1991. 

Antes de la caída de la URSS en 1991 todas las insurgencias prometen cambios revolucionarios contra los respectivos sistemas antagónico.

Tras la Perestroica, la disolución de la URSS en 1991 y la adopción del neoliberalismo en Rusia, prácticamente se disuelven las insurgencias comunistas. Caen multitud de regímenes comunistas, como en Yugoslavia, Albania, Montenegro, países bálticos, Rumania, Bulgaria o los stan de Asia central. Las insurgencias ya no pueden hablar de revolución, porque ya se ha producido el cambio de sistema hacia el capitalismo.

Las insurgencias pro estadounidenses se extienden por el mundo. Lejos de disolverse sus estructuras permanecen, pero ya no bajo forma política, sino económica. Las insurgencias toman la forma de los Cárteles actuales.

Los cárteles ya no pueden promover revoluciones contra el sistema, porque ya ha cambiado, sino golpes de estado; cambios de gobierno anti democráticos dentro del propio sistema. Esto supuso el dominio ideológico definitivo del fascismo en el mundo; oleada que aún seguimos sintiendo.

A demás los cárteles, por su naturaleza económica e ideología capitalista, compiten por el mercado con todas sus armas. Estas armas son mixtas, civiles y militares, y sus tácticas empresariales y paramilitares se desarrollan en cualquier entorno, rural o urbano.

Sus actividades ya no son de insurgencia, ya no tienen que perder el tiempo en subversión. Sus actividades se vuelven simplemente explotadoras, que al ser informales se vuelven delictivas, lo que se expresa en la forma de Corrupción si es económica o política y Terrorismo si es militar. Corrupción y terrorismo son caras de una misma moneda.

Este hecho estratégico fundamental a nivel mundial, el relevo ideológico en la organización informal, explica el abandono de las doctrinas contrainsurgentes por EEUU y su adopción de la doctrina militar  antiterroristas globales cristalizadas en el «War on Terror» de 2001.

La pregunta siguiente surge sola ¿Porqué USA sigue alimentando a los cárteles? La respuesta está en los problemas derivados en las prácticas económicas neocolonialistas y extractivistas, y militares, por el control del territorio, como veremos más adelante. Los cárteles son indispensables en la explotación de un territorio y contención de los estados.
Cooptación

El control sobre estos dos procesos antagónicos a la vez es lo que produce toda una serie de fenómenos disruptivos a lo largo del mundo.

Estas estrategias aparentemente discordantes o contrapuestas han sido magistralmente orquestada a través de las décadas por medio de un mecanismo realmente simple: la cooptación de ambos bandos por medio de la financiación.
-Permite la explotación eficiente de prácticamente cualquier escenario, paz o guerra;
-Permite la autocontención de las élites locales, en liza por el territorio-mercado;
-Evita la introducción de nuevas redes mafiosas que pudieran socavar el poder establecido.
-Permite la contención del desarrollo social y de los sistemas de bienestar que frenarían la explotación eficiente. Es decir crea redes clientelares.

La cooptación política de un gobierno implica que los cárteles designan a sus representante, bien por medio de sus propios candidatos o sufragando sus campañas. A su vez los gobernantes favorecen a los cárteles, generalmente por medio de la negligencia y el privilegio.

La cooptación económica de un gobierno implica que éste depende de los suministros y servicios ofrecidos por el cartel. El cártel se beneficia de las rentas estatales y blanquea sus actividades.

La cooptación social de un gobierno implica que la cultura y práctica de dicho gobierno legitiman a los cárteles y les hacen partícipes de la vida social. Reciben premios, reconocimientos, espacios de expresión… El cartel introduce sus actividades en las prácticas sociales,.

La cooptación militar de un gobierno supone que sus militares forman parte de las redes mafiosas, activa o pasivamente, y sus ejercitos y policía trabajan en el mantenimiento de las redes ilegales. El cartel a su vez realiza actividades militares, generando el fenómeno como el de los paramilitares.

El grado máximo de cooptación militar lo vemos en La Escuela de las Américas, en la cuál se inaugura en 1963  formando a unos 3000 agentes al año provenientes principalmente de Sudamérica, asesorados por Israel, que pasan directamente a ponerse en nómina del Pentágono. Éstos ocupan indistintamente cargos públicos, políticos, militares o mafiosos. Entre otros méritos está el de formar a más de 50 golpistas, muchos de los cuales se convirtieron en dictadores, los «Escuadrones de la Muerte», el Genocidio Maya y actualmente la Masacre Mexicana con unos 50.000 muertos anuales.

Narcoestados

Tal vez el producto más refinada de la practica de la «Contrainsurgencia y Guerra no Convencional» sean los narcoestados. En éstos sus instituciones políticas se encuentran tan financiadas por los cárteles que sus dirigentes desempeñan simultáneamente cargos como funcionarios gubernamentales y miembros de las redes ilegales, amparados por sus potestades legales: Albania, Guatemala, Honduras, Kososvo, Montenegro, Panamá…

Colombia se convirtió en el punto estratégico más importante de Sudamérica para EEUU, llegando a declararlo «portaaviones terrestre».

Afganistán debía haber sido la punta de lanza para el control de la zona centroasiática. Así lo pensaron Grecia, Irán, Reino Unido, la URSS y otros tantos imperios que lo invadieron durante el Gran Juego. EEUU se atrevió a invadirlo, igual que el resto de imperios, obteniendo el mismo resultado. Parece hecho a posta.

 

No podemos dejar de repetirlo, EEUU desarrolla plenamente sus estrategias de «contrainsurgente y guerra no convencional» en Sudamérica, concretamente en México y Colombia y promovida por la Escuela de las Américas. Su conexión táctica con Afganistán ha sido ampliamente denunciada. Su objetivo es la eliminación de grupos opositores al régimen establecido. Sus tácticas son de guerra. Con «guerra no convencional» .

¿Porqué USA sigue alimentando a los cárteles?

Neocolonialismo

El problema económico derivado del desarrollo imperial es estructuralmente más profundo de lo que parece, y subyace un fondo colonial que se quiere obviar constantemente por los Mass Media.

Para que una potencia puede explotar una colonia necesita de una serie de infrastructuras, caminos, puertos, aeropuertos, y una coordinación territorial, social, o presencia en foros políticos, que solo un Estado puede otorgar, por lo que se necesita un cierto desarrollo.

Pero a su vez, cuando este desarrollo es excesivo y se piden escuelas, hospitales, pensiones, impuestos, comienza a consumir recursos que ya no son destinados al beneficio de los explotadores, sino al público en general. Esta es una pérdida de rendimiento económico inaceptable. A demás si se genera un estado fuerte este puede oponer resistencia a los requerimientos políticos.

Surge entonces la necesidad de frenar este desarrollo social, por lo que se crean una serie de estructuras militarizadas paraestatales capaces de evadir los mecanismos formales establecidos por el gobierno para la explotación del territorio. Se debilita tanto el estado como el consumo en servicios del territorio.

Estrategia de Embolsamiento

La doctrina estratégica actual de EEUU contra Rusia, que posteriormente aplicaría contra China, es el «Encirclment» o «Content», embolsamiento geoestratégico con el fin de aislar el polo entero. Tanto Rusia como China son dos potencias culturalmente antagónicas a EEUU, con estados fuertes, imposibles de subvertir y que poseen sus propios cárteles, insurgencias y doctrinas militares. Es decir, son impenetrables.

Se establece entonces un perímetro entorno al enemigo y se aumenta le tensión bélica de modo que esta comienza a generar conflictos con las naciones vecinas, paraliza su comercio exterior, su economía, añade presión política, eliminan su influencia y lazos sociales con las naciones vecinas y se fuerza un cambio de régimen interno favorable al agresor.

Táctica de Compartimentalización

 

Pero es obvio que el país circulado, más si es una potencia, tiene una enorme influencia cuanto más cerca está un país de sus fronteras. El desarrollo de los cárteles mafiosos permite:
-Mantener el control sobre los gobiernos perimetrales frente a la influencia del objetivo.
-Evitar el acceso de competencia extranjera.
-Facilitar la Injerencia. El contrabando hacia el país embolsado menoscaba el poder en su propio territorio como forma de subversión.
-Compartimentalizar. Establece una división informal del territorio, de modo que en caso de que una zona caiga fuera del área de influencia no implique todo el bloque que caiga.

Últimas reflexiones

En general la estrategia militar se basa en un cuerpo doctrinal de creencias que se ajustan al resto de creencias doctrinales que dirigen a una sociedad en un mismo momento. Si bien en ciertos momentos fue la guerra la impulsora de la economía, en tiempos como estos es la economía la que influye determinantemente en la estrategia. Es por eso que los análisis de mercado y estrategias son aplicables en la lectura estratégica militar actual y no al revés. Esta visión concuerda con las últimas doctrinas económico-militares Rumsfeld-Cebrowsky, neoliberalismo militar+ caos controlado, aplicada en las ocupaciones americanas desde los 90 y la estrategia Full Spectrum Dominance, de principios del 2000.

Es necesario estratégicamente para cualquier país mantener vías de acceso legales e ilegales hacia otros territorios. El ejemplo más claro es el tráfico de armas. El acceso legal es llevado a cabo por las fuerzas policiales, el ilegal por las militares, paramilitares y agentes irregulares. Son parte del estado profundo, lo cuál implica que todos los gobiernos con una visión estratégica son fundamentalmente corruptos. Los cárteles continuarán el extraperlo global.

España no se libra de esta necesidad estratégica, disponiendo de dos grandes vías de entradas informales internacionales: Galicia y su conexión marítima con sudamérica y La costa del Sol y su conexión con el Magreb y Mediterraneo.

Con el declinar de EEUU y el comercio internacional todas estas redes de contrabando se resentirán. También decae el poder adquisitivo. Las sociedades, sobre todo la americana y el bloque occidental en su conjunto comienzan a sufrir la desmoralización. Parte de ésta es infligida así misma a través de sus propias redes sociales intervenidas. Esta es una puerta factible hacia la subversión y viable hacia la Revolución Social.

Si bien estas tácticas son practicadas por EEUU en todo el mundo las hemos podido observar en su máximo esplendor en Siria por la generación de un caos controlados. Por medio de más de 200 grupos distintos y multinacionales de mercenarios y milicias locales, ejércitos auxiliares con intereses contrapuestos, ocupaba territorios, extraía petróleo otros recursos y atacaba a puestos enemigos mientras estas fuerzas combatían entre sí y eran bombardeadas alternativamente por el propio EEUU. El caos y la confusión creados solo fue proporcional al premio: expolio del territorio y cancelación del gaseoducto Qatar Siria, que hubiese supuesto el fin de la política energética americana.

Fuente: https://tarcoteca.blogspot.com/2021

 

 

A %d blogueros les gusta esto: