El jaque de la LUC – Fin de la primera temporada X F. Moyano

Una opinión personal

Conclusión: Los hechos son muy testarudos

Hemos estado escribiendo esta serie de notas referidas a la LUC que titulamos “El jaque de la LUC”, y en la última de las notas justificamos esta metáfora.

La presentación de 800 mil firmas (y ya está absolutamente claro que las validadas superarán el número requerido) han puesto en jaque al gobierno. O sea: Una imposibilidad de realizar cualquier movimiento, ni ofensivo ni defensivo, mientras no pueda resolver esa situación. Del cuál sin duda saldrá, tal vea mejor, tal vez peor, pero como sea, primero hay que salir. Eso es un jaque.

Para explicar esto pusimos un ejemplo: las dilatorias en el armado y la presentación del proyecto de reforma regresiva de la seguridad han estado determinadas por la gran incertidumbre que trajo el referéndum, y el riesgo que implica complicar más la cosa. Primero tienen que zafar del referéndum.

El domingo 24 de octubre se realizó en el Velódromo el acto formal de lanzamiento de la campaña por la derogación de 135 artículos de la LUC. Aquí se inicia entonces una nueva etapa. Corresponde hacer un punto y aparte en lo que estamos escribiendo:

Han habido varias etapas: 1) Discusión parlamentria del proyecto y negociaciones en pos de “achicar el daño”. Esa táctica no resultó, trajo más daño. 2) Aprobada la ley el 9 de julio del 2020, un período caótico en que no se sabía qué hacer y se perdió un valioso tiempo. 3) Convocatoria en diciembre a dos proyectos diferentes de derogación – parcial y total – de fuerzas motoras muy diferentes. 4) Alcanzadas 800 mil firmas por la parcial, descartada la total, en julio se inicia, de nuevo muy morosamente, una nueva etapa. Esa morosidad, como la otra y la otra, viene dada por el comportamiento vacilante del Frente Amplio, su estrategia de “bajarle los decibeles” al conflicto, que choca contra los hechos “muy testarudos”. Y por fin, por fin, por fin, el 24 de octubre se llega a: 5) Campaña por el voto por la derogación parcial de la LUC.

Entonces corresponde, como dijimos, un punto y aparte en lo que estamos escribiendo sobre este tema. Y ya está claro nuestro esquema. El tema de la segunda temporada de la serie va a ser: Problemas de táctica. Pero antes tenemos que ponerle una conclusión a esta primera temporada de la serie. Ese capítulo final es esta nota.

Podríamos entrar de lleno en la segunda temporada sin más vueltas. Pero hay algo interesante que señalar, los hechos son muy testarudos.

Los hechos CONFIRMAN la hipótesis expresada en esa metáfora ajedrecística.

Este jueves 28 publica el semanario Búsqueda:
“Gobierno analiza cómo congelar las tarifas de los combustibles mientras se discute la LUC. Las campañas a favor y en contra de los cuestionados artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) se mostraron a pleno en los últimos días. En ese marco, el Poder Ejecutivo está analizando posibles fórmulas que permitan mantener congeladas por algunos meses las tarifas de los combustibles, uno de los temas más sensibles del articulado en debate”.

Vemos una vez más el jaque. Quieren subir los combustibles, no pueden. Esto lo graficaba un “meme” divulgado en estos días.

– ¿Qué queremos?
– ¡Defender la LUC!
– ¿Cómo lo haremos?
– ¡No aplicando la LUC!
– ¿Por qué?
– ¡Porque si no perdemos el referéndum!

Más interesante todavía es que los artículos de la LUC 235 y 236 que establecen este mecanismo de subas permanentes de los combustibles fueron votados por el Frente Amplio (dentro de su táctica de “achicar el daño”, que lo agrandó, y este es un ejemplo clarísimo de ello), y pese a ello están entre los artículos a derogar en esta campaña, apoyada por e Frente Amplio. Sí pero no. Como te digo una cosa te digo la otra. El oportunismo tiene sus límites.

Los hechos son muy testarudos. Lo seguiremos confirmado, en nuestra segunda temporada.

(Continuará)

 

Fernando Moyano

 

 

A %d blogueros les gusta esto: