Uruguay – Un periodista avergonzado

  La columna de Gabriel Pereyra   Cometí uno de esos pecados que los periodistas no deberíamos cometer. Ejercí una censura despiadada en torno a información altamente delicada que involucra a toda la población. No es que la censura deje de ser censura si se aplica en torno a un

Leer más